Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Componer la música de Un hombre soltero, la opera prima de Tom Ford, ha sido la gran oportunidad de Abel Korzeniowski (Cracovia, 1972) y no la ha dejado escapar. Su apuesta por esta sofisticada partitura concierto le ha granjeado, de momento, una nominación a los Globos de Oro y encara con paso firme la carrera hacia los Oscar.

{mp3}intermezzo/20100112{/mp3}
Escucha la entrevista con el compositor Abel Korzeniowski

abelkorzeniowski¿Cómo llegó a escribir la música para la película?
En realidad, esto comenzó con mi primera película en Estados Unidos, en Hollywood, que fue PU-239. Era una producción de la HBO en la que conocí a su montadora, Tatiana S. Riegel. Tres años y medio después de esto, ella me recomendó para Un hombre soltero. Fue una feliz coincidencia.

Un hombre soltero debe haber sido un punto de inflexión notable en su carrera. Está nominado al Globo de Oro.
Definitivamente. Creo que todos los compositores, especialmente los de cine, esperan toda la vida a una película que tenga poder de verdad para llegar al gran público, que exista en los cines, y estoy muy contento de estar en este proyecto.

Sabemos que estrenó una composición llamada Hipnosis en Berlín y también escribió una partitura alternativa para Metrópolis, de Fritz Lang. ¿Podría darnos algunas notas sobre su trabajo anterior?
Oh, claro, estoy bastante sorprendido de que se haya podido descubrir mi Hipnosis, que es un concierto en Berlín, porque esto fue hace mucho tiempo. Empecé como compositor clásico, mi formación es en composición clásica orquestal. Así que al principio, yo escribía piezas de concierto. Hipnosis es una de ellas. El estreno de esta pieza fue durante el festival de jóvenes EuroClassic en Berlín. Tuve el gran placer de que el estreno fuese dirigido por mi profesor Krzysztof Penderecki, así que esto supuso algo muy muy importante para mí. Entonces empecé a escribir música para el teatro en vivo y poco a poco para películas también. En realidad, comencé muy temprano con cortometrajes antes de empezar a componer cualquier cosa. Esto me llevó al teatro y al cine.

Ahora tiene Un hombre soltero. ¿Cuál fue su planteamiento inicial a la hora escribir la música de la película?
No sé si aún has visto la película. El personaje principal interpretado por Colin Firth es un hombre muy reservado, introvertido, con una máscara social sobre él todo el tiempo, y con la que no permite que la gente le vea como es realmente. Todo en esta película ocurre en esta esfera emocional interna. Mi meta principal con la música era, en cierto modo, hacer una incisión en la piel del personaje principal y ayudar a sacar las emociones, para conectar con el público, para darles un poco más de lo que lleva dentro, de lo que está sucediendo en su interior, del complejo proceso por el que está pasando.

Y lo hace con un tema maravilloso que se encuentra en la pieza ‘Stillness of the mind’ (‘La quietud de la mente’).
Sí, eso es. Este es el tema principal de la película, que nació realmente de la última secuencia. En ella, George, el personaje principal, tiene su momento de absoluta claridad mental, y redescubre la vida de una manera nueva.  Y justo por aquí realmente empecé a escribir la partitura, para retroceder hacia atrás en la historia. Después acabé plantando este tema también al principio de la película, pero es sin duda el tema más importante, el del final de toda la película.

Hay algo destacado en esta partitura, y esto es que usted elige destacar solos de violín a través de un conjunto orquestal eminentemente de cuerda. ¿Por qué?

Yo lo veo incluso de una forma más sencilla. Mi objetivo era simplemente escribir una melodía simple que fuera tan fuerte, tan emocional, capaz de cortar a través de las capas de significados ocultos y emociones y la energía. Así que pensé en llevar esta melodía a través de un solo de violín y esto es básicamente lo que es. Lo que se escucha es al solista, y todo el resto, la orquestación, que es orquesta de cuerda, sólo sirve para ayudar a llevar esa melodía sencilla, para que sea lo suficientemente fuerte como para mantenerla por un largo tiempo, y que sea apropiada para la película, pero lo importante es que es una sola melodía. Y si mira con más atención esta música, verá que casi no tiene otros puntos de encuentro, otros enfoques secundarios u ornamentaciones. Realmente intenté que fuera lo más pura posible.

Su acercamiento como un corpus temático, como una partitura concierto, no es una estrategia muy habitual en la música de cine. ¿Extendió esta experiencia de concierto al proceso de grabación de la partitura?
Realmente quería toda la partitura tuviera, por así decirlo, un sentimiento humano de forma natural. La música de cine hoy en día conlleva una carga importante de transformación y edición, se trata de buscar la perfección en la grabación; se ha llegado a un punto en el que la música se ha hecho muy superficial, excesivamente limpia. Yo adoro los errores humanos, los fallos, que son inherentes en una interpretación natural de concierto. Siempre existen algunas partes que no son tan perfectas. Para darle a toda la experiencia el defecto natural, básicamente me decidí a adaptar el planteamiento clásico de concierto en el proceso de grabación. Así que lo grabamos a la antigua usanza, todos los instrumentos al mismo tiempo; no hicimos ningún solapamiento de piezas, nada de eso; tampoco usamos Clicktrack [programa informático de composición musical], para algunas de las claves. Era realmente muy importante. Bueno, practicamos con los músicos con Clicktrack pero cuando llegábamos a la última toma, les pedía que se quitasen los auriculares. De repente, ellos sentían un gran alivio, porque se libraban de la sincronización artificial externa; es increíble cuán libres se sentían, cómo si de repente todo empezase a respirar con gran facilidad.

Shigeru Umbebayashi, famoso compositor japonés, también está acreditado como músico de Un hombre soltero. Él ha escrito algunas piezas adicionales para la partitura. ¿Puede explicarnos por qué fue contratado y su contribución a la música de Un hombre soltero?
Shigeru era el compositor elegido por Tom Ford en primera instancia. Pero él estaba en Japón y Tom estaba en Los Ángeles. Había un problema logístico con la distancia que no podía funcionar en términos de colaboración. Shigeru escribió dos temas que están en la película. Uno se llama ‘George’s Waltz’ y el segundo es una variación en la pieza de Bernard Hermann para Vértigo (De entre los muertos). Así que tuve la suerte de ser el segundo compositor al que se le ofreció que escribiera toda la partitura. Y también la suerte de estar a mano en Los Ángeles.

Algo está sucediendo en la música del cine europeo. Estamos viendo a compositores europeos con talento orientarse hacia Hollywood para hacer una carrera, como Alexandre Desplat, Alberto Iglesias, Bruno Coulais o Dario Marianelli. ¿Cree usted que esto es parte de la globalización en la industria del cine o es el descubrimiento de una nueva generación de talento en Europa?
Yo lo veo más como una necesidad, porque [en mi caso] la producción cinematográfica en Polonia es tan pequeña, que sentí en un momento que no sería capaz de desarrollarme rápidamente haciendo una película sólo de vez en cuando. Tengo que trabajar más, esto es una cosa muy básica que la gente suele olvidarse, es igual que con los músculos si no se usan se encogen. Cada compositor tiene que trabajar, tiene que escribir para poder desarrollarse, para seguir creciendo, así que marcharme a Los Ángeles fue una decisión bastante obvia. Un lugar donde la producción es la más grande y también las más variada, yo diría que no es sólo Hollywood, no sólo las producciones de estudio. La cantidad de películas independientes de Hollywood es también asombrosa en comparación con cualquier otro lugar. Más que nada porque la misma gente que trabaja en las producciones independientes también lo hace en los grandes proyectos de estudio. Igualmente, hay un sinfín de posibilidades, ya que estas personas están realmente muy capacitadas y conocen todas las últimas tecnologías, y esto es un entorno genial en el que poder trabajar.

¿Está usted consiguiendo buenos proyectos en el futuro gracias a Un hombre soltero? Está siendo considerado como compositor para la tercera parte de Crepúsculo.
Sí, eso es correcto, pero ahora van a decidirse por Howard Shore. Es una competición difícil. Pero me siento muy honrado por estar en una carrera con Howard Shore, por ejemplo.

Y ya que hablamos de la carrera, ¿cómo se siente al estar nominado a un Globo de Oro? ¿Ha tenido la oportunidad de escuchar las otras partituras? ¿Qué piensa usted sobre la experiencia de estar allí, de incluso ganar el premio?
Por supuesto que he escuchado a los otros nominados, todos ellos son grandes compositores, y otra vez, me siento muy honrado de estar en la misma papeleta que James Horner, por ejemplo, uno de mis maestros, alguien a quien verdaderamente admiro mucho. La nominación es realmente algo muy fuerte para mí. No es tan importante en este momento que realmente pueda obtener el Globo de Oro o no. Esta nominación ha servido para mostrar mi música a mucha gente. Esto es todo lo que quería y, obviamente, ha sido inesperado. Este año ha habido muy buenas películas y escoger sólo un par de ellas es una gran tarea.