Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
En The CW son unos artistas reciclando actores del género para 'Supergirl', 'The Flash', 'Arrow' y 'Legends of Tomorrow'

A la cadena The CW se le dan muy bien muchas cosas. Las series para adolescentes que enganchan también a adultos hechos y derechos. Elegir un reparto atractivo pero nada amenazante y multirracial, que diría la gran Cat Grant (Calista Flockhart). Y, también, reclutar a superhéroes o allegados de otras series del género para sus ficciones superheroicas. La parrilla de la cadena estadounidense está llena de ejemplos, pero las recientes imágenes de Teri Hatcher como villana en Supergirl nos ha hecho pensar, una vez más, en la cantidad de cameos o repescas de viejos conocidos para los aficionados al género de los superpoderes, las máscaras y los trajes más o menos coloridos.

Supergirl

Aunque esto no es nuevo –ya lo hicieron en Smallville eligiendo a Annette O’Toole (Lana Lang en Superman III) como Marta Kent–, sí es cierto que los responsables del casting de Supergirl lo han convertido en todo un arte, en casi parte de su seña de identidad. No son fichajes sin más, son guiños divertidísimos para los amantes del género que devoran estas series semana tras semana. Porque los guionistas de The Flash, Supergirl, Arrow y Legends of Tomorrow son muy de guiños, a otras series y a la actualidad, pero con los cameos elevan el listón.

Así, para empezar, en Supergirl los padres adoptivos de Kara (Melissa Benoist) son nada más y nada menos que un antiguo Superman (Dean Cain) y la Supergirl que se estrelló en el cine en los ochenta, Helen Slater. No salen mucho, es cierto, pero ahí están. Y nos son los únicos. La pasada temporada una de las grandes rivales de Supergirl fue Indigo, una suerte de inteligencia artificial pintada de azul muy rollo Mística a la que interpretaba Laura Vandervoot, quien fuera la prima de Superman en Smallville.

Eso fue en la primera temporada. En la segunda, ya con The CW como la nueva casa de Supergirl después de que la cadena la repescase para su parrilla –siempre fue más CW que CBS–, los fans pudieron disfrutar con el cameo de la poderosa Lynda Carter/Wonder Woman como presidenta de Estados Unidos. Y ahora van y fichan nada más y nada menos que a Teri Hatcher, la Lois Lane más famosa de la televisión, como villana. ¿Compartirá alguna escena con su Clark Kent particular? Desde luego, sería el cameo perfecto. Volver a ver a Lois & Clark juntos. Uno como padre de Supergirl y la otra como villana. Que hayan fichado a Kevin Sorbo es otro puntazo, porque es un salto más. No han contratado a un superhéroe, si no al mismísimo Hércules.

The Flash

Aunque uno de los mejores fichajes repesca/guiño es el de John Wesley Shipp como padre de Barry Allen. Elegir al Flash de los noventa como padre del nuevo se merece una cerrada ovación. Pero es que, encima, en la segunda temporada lo convirtieron en el Flash de otra Tierra, así que le disfrazaron del superhéroe que no pasó de la primera temporada pero que tenía mucha gracia. No es el único repescado.

No era un superhéroe propiamente dicho, pero sí tenía poderes Robbie Amell en The Tomorrow People. Cancelada en la primera temporada, en The CW lo llamaron para convertirse en una de las mitades de Firestorm. Lo de traerse a Draco Malfoy (Tom Felton) y disfrazarle con una capa y una máscara así con un rollo muy oscuro también ha tenido su gracia. Le han llamado Alchemy, pero si nos dicen que es un mortífago también nos lo creemos. Lo de recuperar a Mark Hamill como The Trickster, papel que interpretó en los noventa y que ha repetido en la nueva The Flash, es de matrícula de honor.

Algunos han sido simples cameos o guiños al espectador, pero lo que ha sido una repesca o salvación en toda regla ha sido lo de Brandon Routh. Nadie, ni siquiera él, quiere acordarse de que fue Clark Kent en la olvidable Superman Returns. El cartel de fracaso aún le cuelga en la espalda y le va a costar quitárselo, pero en The CW le dieron una oportunidad de oro al ficharle para dar vida a Ray Palmer/Atom en Arrow.

Arrow

La jugada, desde luego, le ha salido redonda, porque de su paseo por la serie de Oliver Queen (Stephen Amell) dio el salto a una propia (compartida con otros cuantos) en la que no le va nada mal. Hablamos, claro, de Legends of Tomorrow. También en Arrow hemos visto a muchos ex de Smallville, aunque el que más protagonismo ha tenido ha sido Dylan Neal como el doctor Anthony Ivo, que muy amigo de Oliver, pues no ha sido, la verdad.

Desde luego, esto de los cameos y fichajes de actores que dieron el callo en otras series de superhéroes es una jugada redonda. A los espectadores les encanta. A los periodistas y bloggers, también (que estas noticias siempre dan mucho juego). A la cadena todo esto le sirve como vehículo para que se hable y se dé bombo a sus series. Y a los actores, pues también, porque es trabajo y algunos habían caído en el olvido antes de aterrizar en Supergirl, The Flash, Arrow o Legends of Tomorrow. Así que, agentes del mundo, si tenéis a un superhéroe en vuestra cartera de clientes o a su primo, su padre, su hermano o pariente en tercer grado, ya estáis mandando el currículum a la CW. Seguro que le encuentran un hueco.