Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mediatres Estudio y Cameo Media han puesto a la venta, en dos ediciones remasterizadas y con presentación de lujo, dos títulos imprescindibles de la filmografía de Takeshi Kitano en alta definición: El verano de Kikujiro y Hana-Bi (Flores de fuego) ya está disponibles en nuestro país en alta definición en dos ediciones para coleccionistas.

Las películas se presentan en formato 1.85:1 con pistas de audio en calidad DTS-HD 5.1 tanto en su versión original en japonés como en la pista doblada en castellano para ambos títulos. Además, incluyen pista de subtítulos en castellano para la película.

Cada una de las película incluyen una pieza de making of y un libreto con contenido exclusivo escrito por Mike Hostench, subdirector del Festival de Sitges. La pieza incluida en El verano de Kikujiro es Jam Session, un largometraje documental de más de noventa minutos dirigido por Shinozaki Makoto con muchísimo material presentado en calidad estándar, en el que podemos ver escenas detrás de las cámaras en las que vemos a actores y técnicos durante el rodaje de algunas de las escenas más icónicas de la película, así como acompañamos al director Takeshi Kitano en todo el proceso de elaboración de la película, incluyendo un encuentro del Takeshi Kitano director con el maestro Hou Hsiao-Hsien y el trabajo del Takeshi Kitano actor para preparar sus escenas. Todo ello sin una entrevista o una declaración que altere el ritmo, hasta conseguir la inmersión total dentro del proceso de producción como mero espectador espía.

La pieza que acompaña a la edición de Hana-Bi es de menor duración, casi quince minutos, y en él podemos ver al realizador japonés en acción durante el rodaje de algunas escenas de la película, dando indicaciones a los actores, llevando a cabo la filmación de algunas escenas de acción y algunas otras con el propio Kitano como actor. A la vez, una voz en off ayuda a contextualizar las escenas que vemos grabar al narrar la acción de la película paso a paso, cronológicamente, a la par que las imágenes detrás de las cámaras. Por último, las ediciones incluyen también un apartado con avances de otros títulos.
Como ya se ha indicado, cada una de las ediciones incluye un libreto exclusivo. Ambos libretos comienzan con un texto alusivo al título, reseñando su recorrido por festivales, su temática, su argumento, y, en definitiva, una interesante y necesaria introducción a estas dos películas tan comprometidas de Kitano, que incluyen detalles de la cultura japonesa que nunca está de más apuntar para el espectador occidental. Además, ambos libretos incluyen un acercamiento al realizador Takeshi Kitano, un repaso a toda su carrera, a lo que ha significado en la historia del cine japonés, y un retrato que le coloca como el importante realizador asiático que es.

La edición, ya de por sí bastante nutrida, se presenta con una faja que cubre la clásica caja azul de Blu-Ray para darle un acabado de lujo a unas ediciones que, sin duda, harán las delicias de todos los seguidores del realizador en particular y del cine japonés en general.