Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
La selección de actores de reparto de los Goya ha venido este año con sorpresa. Junto al gran favorito, Lluís Homar (en su ¡primera! nominación), y el ya imprescindible Raúl Arévalo (de nuevo en una película de Sánchez-Arévalo), aparecen dos nombres ...

La selección de actores de reparto de los Goya ha venido este año con sorpresa. Junto al gran favorito, Lluís Homar (en su ¡primera! nominación), y el ya imprescindible Raúl Arévalo (de nuevo en una película de Sánchez-Arévalo), aparecen dos nombres poco esperados: Juanjo Artero, que interpreta a un polícia en la línea de su famoso papel en El comisiario; y Juan Diego, el inesperado, que dibuja al golpista Alfonso Armada en 23-F.

GOYATLÓN 2011: Actor de reparto

Juan Diego por 23-F, la película

María Pérez
La novena nominación a los Goya (un premio que ha conseguido en tres ocasiones) a lo largo de los 26 años de historia de los premios, no hace más que ratificar la versatilidad de uno de los mejores actores del cine español. Esta vez el reconocimiento le llega por la interpretación de un personaje real, el general Alfonso Armada, el hombre que se habría convertido en presidente del Gobierno si el golpe militar de Tejero no hubiera fracasado. En 23-F, la película Juan Diego coge a esta bestia negra de la historia de España y le da credibilidad como ser sinuoso, ambicioso, ambiguo y manipulador. En contra de él juega el factor de que la película cuenta un episodio histórico muy reciente y el referente del personaje real está muy cerca.

GOYATLÓN 2011: Actor de reparto

Lluís Homar por Eva

Samuel Pérez
Parece mentira que un actor del calibre de Lluís Homar reciba con ésta su primera nominación a un Goya. El barcelonés, tras curtirse en los ochenta en la televisión catalana y participar en algunas películas emblemáticas como Si te dicen que caí o El pájaro de la felicidad, fue descubierto definitivamente para el gran público tras colaborar con el más internacional de los directores españoles en La mala educación. Desde entonces alterna sus participaciones en la televisión de alcance nacional (Herederos, Hispania) con una cada vez más prolífica carrera en cine (Pájaros de papel, Los ojos de Julia). Las tablas de este gran profesional se aprecian a la perfección al dar vida al Max de Eva, el robot doméstico que ofrece el contrapunto cómico y humano al frío triángulo amoroso que narra la cinta. Homar, con una medida gestualidad, hace entrañable un personaje que habría hecho las delicias del Spielberg de Inteligencia artificial. Confiamos en que el Goya sea suyo.

GOYATLÓN 2011: Actor de reparto

Juanjo Artero por No habrá paz para los malvados

Fernando de Luis-Orueta
Que Enrique Urbizu escogiera a Juanjo Artero para interpretar a un poli no sabemos si es una obviedad o un rasgo de genio. Porque fue otro policía, el subinspector Marquez de la serie El comisario quien le devolvió la fama a nivel nacional. Devolvió, claro, porque de chaval ya la tuvo con sus correrías en Verano azul, donde dio vida al mítico Javi, y que le llevó incluso a probar suerte en la música formado dúo con Pancho. Muy lejos ya de aquel mítico estío en Nerja, Artero se ha convertido en un sólido actor, que ofrece una fachada impecable para incorporar a un policía -aspecto severo capaz de inspirar al mismo tiempo confianza y respeto- y, lo que es más importante, rellenarlo de conflictos, sombras, luces y todo aquello que conforma un personaje auténtico mucho más allá del tópico. Pero la sombra del Charlie de la serie de Telecinco es demasiado alargada e impide que su hábil trabajo en No habrá paz para los malvados brille lo suficiente como para atraer hasta él la estatuilla.

GOYATLÓN 2011: Actor de reparto

Raúl Arévalo por Primos

Rubén Miguélez
Raúl Arévalo lleva años demostrando con creces que es uno de los mejores actores jóvenes de España, y buena muestra de ello es que ha conseguido estar nominado en cuatro de las últimas cinco ediciones de los Goya, llevándose el galardón en 2010 por Gordos. Este año compite por su papel en Primos, cinta en la que se encarga de poner el punto gamberro, canalla y desvergonzado interpretando al primo Julián. A pesar de su tono predominantemente cómico, Arévalo consigue ahondar en las emociones de su personaje, otorgándonos también algunas de las escenas más emotivas de la película y explotando al máximo su relación con los personajes de Antonio de la Torre y Clara Lago. Se convierte así en un secundario de lujo que consigue adueñarse de la película en varias ocasiones a base de exprimir al máximo su potencial y el del propio Julián. Sin duda se trata de una interpretación digna de ser reconocida.
Ganará: Lluís Homar por Eva

Debería ganar: Lluís Homar por Eva