Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Amy Adams
La duda
Penélope Cruz
Vicky, Cristina, Barcelona
Viola Davis
La duda
Taraji P. Henson
El curioso caso de Benjamin Button
Marisa Tomei
El luchador

Los aficionados españoles se están acostumbrando a tener todos los años un destacado representante en los Oscar. Si en la pasada edición fue Javier Bardem quien llegaba como favorito para alzar la estatuilla, esta vez es Penélope Cruz quien tiene muchas opciones de convertirse en la primera actriz española en ganar el máximo premio del mundo del cine. Sus cuatro rivales (Amy Adams y Viola Davis, de La duda; Taraji P. Henson, de El curioso caso de Benjamin Button; y Marisa Tomei, de El luchador) no lo lo están poniendo fácil.

{youtube}WUCTSkfT2qU{/youtube}Amy Adams por La duda
A sus 30 34 años, Amy Adams compite por segunda vez por el Oscar a la mejor actriz de reparto. La anterior ocasión fue con Junebug (2005) y pudo haber una intermedia si la campaña que el año pasado pedía su candidatura por Encantada hubiera tenido éxito. Esta vez forma parte del escuadrón de primeras espadas de La duda, una película que ha logrado cuatro de sus cinco nominaciones por el trabajo de sus actores. La de Adams era la que estaba más difícil ante lo apretado de la competición este año. Pero no por falta de talento. Aquí explota hábilmente su aparente fragilidad para componer una monja naif y sensible a quien corresponde una de las escenas más complicadas de la película: pasar de acusadora a defensora sin cambiar de plano. Su principal debilidad para ganar el Oscar se llama Viola Davis. Adams tendrá que esperar, pero no creemos que demasiado. Hace poco un crítico la calificó como la nueva Deborah Kerr y no podemos estar más de acuerdo.

{youtube}14sIGOwjwQs{/youtube}Penélope Cruz por Vicky, Cristina, Barcelona
También es la segunda ocasión para Penélope Cruz. Pero, a diferencia de Amy Adams, ésta sí puede ser la buena. Su aparición como un terremoto en Vicky, Cristina, Barcelona, luciendo inglés con acento extranjero y reivindicando modales castizos, ha encandilado a propios y extraños, figurando desde hace meses en todas las quinielas y, en efecto, ganando, un buen número de galardones previos. Su enfrentamiento con la Kate Winslet de The Reader (colocada por el productor de ambas, Harvey Weinstein, en la misma categoría) le ha dejado, en cambio, sin Globo de Oro, sin SAG del gremio de actores y sin Critics’ Choice. Liberada ahora de esa rivalidad, Cruz parece tener un camino más fácil para llegar al Oscar. Sin embargo, tiene dos últimos obstáculos por superar: las opciones de Viola Davis, que se crecen día a día; y el exceso de publicidad que están teniendo sus siguientes trabajos, Los abrazos rotos y Nine, que parecen transmitir el mensaje de “si no gana esta vez, no pasa nada; al año que viene tiene dos oportunidades más”.

{youtube}DGVDgyP9wJ8{/youtube}Viola Davis por La duda
Al hablar de las dos candidatas anteriores ha sido imposible evitar su nombre. Viola Davis sólo tiene una escena en La duda y, a pesar de ello, es una de las candidatas con más peso para llevarse la estatuilla. No sería la primera vez que ocurriera algo parecido: Judi Dench se la llevó por seis minutos de Shakespere in Love. La diferencia radica en que Dench es un mito viviente y Davis una perfecta desconocida. A sus 43 años ha hecho toda su carrera en la televisión y el teatro, mientras sus apariciones en la gran pantalla habían pasado perfectamente desapercibidas. Su creación de una madre dura, llena de conflictos interiores, que acarrea sus propias dudas y sus certezas, sus silencios y su idea del sacrificio, su dignidad y sus lágrimas, le han colocado como la única que puede interponerse entre el Oscar y Penélope Cruz.

Taraji P. Henson por El curioso caso de Benjamin Button
[Vídeo no disponible] Taraji P. Henson ya conoce lo que son las mieles del Oscar. No como actriz, pero sí como cantante pues era ella junto al grupo de rap Three 6 Mafia quienes interpretaron la canción ganadora de 2005, ‘I’ts Hard Out Here to Be a Pimp’, de Hustle & Flow. En las antípodas de aquella experiencia compite ahora como actriz por la película más nominada de esta edición. En ella, Henson interpreta  a la madre adoptiva de Benjamin Button, un personaje lleno de candor que ayuda a cimentar algunos de los momentos más sensibles de la cinta. Henson, que como Viola Davis ha hecho antes mucha televisión, es quizá de las cinco nominadas la que menos opciones tiene de conseguir el Oscar, y aún así parecen ser más que las de su hijo Brad Pitt.

Marisa Tomei por El luchador
[Vídeo no disponible] Es inevitable que si se reúnen en la misma frase Marisa Tomei y los Oscar, alguien saque a relucir la leyenda urbana de que Jack Palance se inventó que era su nombre el que figuraba en aquel tarjetón. Era 1992 y la película una comedia flojita titulada Mi primo Vinny. 16 años después a nadie se le ocurriría poner en duda que Tomei tiene madera de sobra para ganar un Oscar. En ese tiempo ha habido una nominación más (En la habitación, 2001) y se le han escapado por poco otras cuantas (la última, el año pasado con Antes que el diablo sepa que has muerto). Ahora aspira a la estuilla por dar aguantar el tipo ante Mickey Rouke en una película realizada a la mayor gloria de éste. Y, sin embargo, Tomei deja su impronta en el personaje de una stripper encantadora con la que el personaje protagonista traba amistad. No es la favorita para la victoria pero, si alguien puede dar la sorpresa, es ella.

Quién ganará: Viola Davis por La duda

Quién debería ganar: Viola Davis por La duda

Tu quiniela: