Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En un año con películas de música muy floja, la Academia se ha dejado llevar por ciertas inercias. La selección incluye dos partituras de películas de animación (Up y Fantastic Mr Fox), el regreso a los Oscar de dos señores de la música, James Horner (Avatar) y Hans Zimmer (Sherlock Holmes), y por último, la polémica partitura que se adentra en el pantanoso debate de la desaparición orquestal. Up ya se ha llevado el Globo de Oro y el BAFTA, pero es una carrera mucho más abierta de lo que parece.

OSCATLÓN 2009: Partitura original{mp3}oscatlon2009/partitura1{/mp3}

James Horner por Avatar

Escucha o compra este disco iTunes

Décima nominación para James Horner (Los Ángeles, 1953) que vuelve a los Oscars después de haber saboreado las mieles del éxito con Titanic. Lo que ha acontecido entre tanto ha sido un encharcado camino de acusaciones de plagio por parte de los fans y de cierta indiferencia de sus compañeros. James Cameron le ha salvado profesionalmente otorgándole el privilegio de trabajar un año entero en Avatar. El resultado es una partitura modélica, con un enfoque indigenista que funciona como amplificador de toda la parafernalia visual. A su favor, dice la campaña de la película, está la novedosa integración del lenguaje y los sonidos Na’vi en los coros y la música, un engaño para los aficionados, pues muchos pensamos que es un refrito de ideas de anteriores trabajos como Apocalypto o Mi gran amigo Joe. Su desarrollo es espectacular, pero su artificiosidad y falta de carisma probablemente le impidan ganar el beneplácito de los más sabios. La pregunta es: ¿queda algún sabio en la Academia?
OSCATLÓN 2009: Partitura original {mp3}oscatlon2009/partitura2{/mp3}

Alexandre Desplat por Fantastic Mr. Fox

Escucha o compra este disco iTunes

2009 es el año en que Desplat (París, 1963) se ha coronado como el nuevo rey de las bandas sonoras, con nada menos que siete partituras en siete éxitos del cine americano y europeo. Entre tanto que elegir, hubo un momento que parecía que se quedaría fuera de las papeletas, pero la crítica empezó a destacar su trabajo en Fantastic Mr. Fox como uno de los mejores y la Academia ha acabado por dejarse llevar por esta inercia. Y no es para menos, porque Fantastic Mr. Fox es un paso adelante en la carrera del músico, ya que en cierto modo abandona su lánguido estilo de valses y florituras para divertirse con un estilo ajeno a su discografía. Desplat concibió la orquesta como si estuviera dirigida por las propias marionetas de la película. “Quería cosas pequeñas, una mandolina, un banjo, un silbido, como si fueran juguetes”, dice el músico. Con una esencia muy folk y campechana, Desplat nos sorprende con un sólido trabajo muy fresco y divertido. Esta es su tercera nominación después de las de La reina (2006) y El curioso caso de Benjamin Button (2008). ¿Le podemos dar el Oscar de una vez?
OSCATLÓN 2009: Partitura original
{mp3}oscatlon2009/partitura3{/mp3}

Marco Beltrami y Buck Sanders por En tierra hostil

Escucha o compra este disco iTunes

Una primera sensación al ver En tierra hostil es preguntarse dónde está su música nominada al Oscar. Beltrami (Nueva York, 1966), quien ya fue finalista por El tren de las 3:10, y Sanders (Mississippi, 1971) construyen un score articulado sobre elementos instrumentales del Oriente Medio y de ingeniería de sonido, haciendo a veces imperceptible la distinción entre música y ruido. Su papel en la película es preciso, pero como banda sonora su escucha es muy difícil. Hasta el propio Beltrami ha sugerido que no está muy satisfecho con que piensen que ésta es de sus mejores partituras. “Difícilmente se puede considerar una banda sonora”, ha declarado el músico. Nosotros opinamos que esta nominación es una exageración. La escasa temática melódica se centra en un estilo western porque pensaron que era la mejor forma de describir al protagonista. El resto de la composición es un compendio de incidentalismos sonoros. En cualquier caso, es relevante porque es la constatación de una lenta revolución surgida en la música en el cine: ¿es posible crear otras narraciones musicales sin los tradicionales recursos sinfónicos y melódicos? Desde luego, un debate perturbador y muy interesante. Si la película arrasa puede perfectamente llevarse esta estatuilla también.
OSCATLÓN 2009: Partitura original {mp3}oscatlon2009/partitura4{/mp3}

Hans Zimmer por Sherlock Holmes

Escucha o compra este disco iTunes

Séptima nominación para Hans Zimmer (Fráncfort, 1957), que ganó hace 16 años por El rey león. Es su primera nominación en diez años, después de la de Gladiator, y tras su instauración como el mandamás del sonido prefabricado. Sherlock Holmes es su reconciliación con la Academia, que ha abrazado un trabajo en la línea machacona de su discografía pero con pinceladas de originalidad. Su ‘Discombobulate’, título principal de la película, tiene hasta videoclip. Con un sonido balcánico, Zimmer construye una partitura de solistas, nada de orquesta, de címbalo húngaro, banjo, acordeón y sobre todo, violín, que el mismo protagonista se atreve a interpretar. Para simular la agilidad mental del detective, engorda la música con ideas sueltas minúsculas y eficaces que se van enriqueciendo en un todo caótico. Muy carismática y eficaz dentro de la película pero no tan sólida como debiera desde el punto de vista de la melodía. Podría dar la sorpresa.
OSCATLÓN 2009: Partitura original
{mp3}oscatlon2009/partitura5{/mp3}

Michael Giacchino por Up

Escucha o compra este disco iTunes

He aquí la favorita. Segundo intento para Michael Giacchino (Nueva Jersey, 1967), el niño mimado de Pixar, que ya optó por Ratatouille. Con apenas una decena de partituras en su currículum, ha conseguido la suficiente notoriedad y talento como para que muchos le den por triunfador. No es ni siquiera la mejor partitura de una película de animación en este año. Había partituras claramente superiores, como las de Ponyo en el acantilado, de Joe Hisashi, o Los mundos de Coraline y The secret of Kells, ambas de Bruno Coulais. Pero el nombre de Pixar y el buen hacer en esta historia emotiva han conseguido catapultarle como máximo aspirante. Giacchino despliega una amarga ternura y una incesante música de acción a lo largo de esta composición que probablemente se haga con el Oscar. Desde 1995 (Pocahontas de Alan Menken), una película de animación no se lleva esta estatuilla. Ya toca. La pena es que también pasará a la historia por la primera partitura moderna galardonada con el Oscar que no se edita físicamente. Los de Disney, como siempre, haciendo de las suyas.
Ganará: UpDebería ganar: Up

Tu quiniela: