Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Tres guionistas patrios compiten contra un guionista norteamericano que ha firmado la película española más taquillera del año

Tres guionistas y directores patrios que ya tienen experiencia en los Goya compiten contra un guionista novel norteamericano que ha firmado el libreto de la película española más taquillera del año. Casi todas las películas favoritas de esta edición -las de Alberto Rodríguez, Pedro Almodóvar, Juan Antonio Bayona y Paco León- han ido a caer a la categoría de guión adaptado, por lo que la competición por este cabezón va a estar muy apretada.

Alberto Rodríguez y Rafael Cobos por El hombre de las mil caras

Alberto Rodríguez ya sabe lo que es ganar un Goya por el guíón de una de sus películas, ya que lo consiguió gracias al de La isla mínima, aunque en ese caso fue en la categoría de mejor guión original. Rodríguez acumula con las de El hombre de las mil caras un total de nueve nominaciones al Goya en su carrera, sumando con esta película las dos en las que es ya habitual verle con cada uno de sus proyectos: la de guión y la de dirección -la cual también ganó gracias a La isla mínima-. Rafael Cobos, aunque menos laureado, tampoco es un novato, puesto que esta es su sexta nominación al Goya, todas en la categoría de guión adaptado u original y, todas ellas, por sus habituales colaboraciones con Alberto Rodríguez. La adaptación a la gran pantalla de uno de los casos de corrupción más famosos de la historia de nuestro país bien podría suponer el segundo cabezón de ambos por uno de sus guiones, sobre todo teniendo en cuenta que uno de sus grandes rivales en la noche de los Goya -la ópera prima de Raúl Arévalo- compite por el Goya al mejor guión original.

Pedro Almodóvar por Julieta

Almodóvar acumula la friolera de 17 nominaciones sumando sus candidaturas a mejor guión y mejor dirección desde que en 1989 consiguiera ambas -y ganara la de mejor guión- por Mujeres al borde de un ataque de nervios. El director y guionista español más laureado de la historia es siempre una apuesta a tener en cuenta a la hora de valorar cualquier premio. En este caso, repite como candidato en las categorías de director y guión adaptado por Julieta, el largometraje protagonizado por Emma Suárez y Adriana Ugarte. Originalmente titulada Silencio -y modificado el nombre por coincidir con el último trabajo de Martin Scorsese-, Julieta encuentra su inspiración en tres relatos cortos de Alice Munro, los titulados Destino, Pronto y Silencio. Almodóvar traslada la acción de la obra de la premio nobel canadiense de Vancouver a Madrid y le otorga su propia esencia, consiguiendo uno de sus mejores trabajos en los últimos años. Teniendo en cuenta que Julieta no es una de las grandes favoritas de la noche, no sería de extrañar que la Academia decidiera premiar a Almodóvar por su guión.

Patrick Ness por Un monstruo viene a verme

Patrick Ness se embarcaba en su primer proyecto como guionista firmando la adaptación de su propia novela, Un monstruo viene a verme, para el director español más internacional del momento, Juan Antonio Bayona. Un monstruo viene a verme es la película más nominada de esta edición de los premios Goya, consiguiendo un total de 12 candidaturas, y sin duda es la gran favorita de cara a todos los premios técnicos de la noche. Sin embargo, puede que lo tenga un poco más difícil a la hora de enfrentarse en las categorías reinas a otros de los trabajos favoritos de este año. La adaptación de este relato es un trabajo más que solvente y que supone un buen pistoletazo de salida en la carrera de Patrick Ness como guionista cinematográfico, sin embargo, es posible que la Academia prefiera entregarle el premio a alguno de los guionistas patrios que han firmado los trabajos de otras de las favoritas de la noche.

Fernando Pérez y Paco León por Kiki, el amor se hace

La mayoría del público general que ha asistido en masa a las salas españolas a ver Kiki, el amor se hace, desconoce que la última película del ya consagrado cineasta Paco León es un remake de la cinta australiana The Little Death, y es un proyecto que llegó a las manos del director en forma de encargo, lo que fácilmente se puede terminar siendo sinónimo de un trabajo falto de esencia y personalidad. Nada más lejos de la realidad, Paco León abrazaba este encargo y lo convertía en una película con sello propio, un largometraje gamberro totalmente impregnado de la personalidad del director de comedias tan acertadas como Carmina o revienta o su secuela, Carmina y amén. Tras tres nominaciones al Goya para Paco León -para Fernando Pérez esta es su primera aparición-, este premio bien podría ser un reconocimiento a uno de los cómicos españoles más exitosos de los últimos años.

Ganará: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos por El hombre de las mil caras
Debería ganar: Patrick Ness por Un monstruo viene a verme
Molaría que ganara: Fernando Pérez y Paco León por Kiki el amor se hace