Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Vaya cinco nominados. Aunque Mahershala Ali tenga todo a su favor para llevarse el reluciente caballero con espada a casa, el resto de actores hacen méritos de sobra en sus respectivas películas para formar parte del quinteto.

Mahershala Ali por Moonlight

Hijo de una sacerdotisa cristiana y convertido al Islam, Mahershala Ali (primera nominación) interpreta en Moonlight a Juan, un camello que, tras un encuentro fortuito, se convierte en el padre que el personaje central de la historia nunca ha tenido. Al inicio de esta carrera fue una sorpresa ver su nombre destacado dentro del amplio reparto de Moonlight, no porque su interpretación no lo merezca, sino porque su aparición es breve -aunque muy memorable, sobre todo por la escena del mar- y está concentrada en una pequeña sección de la película. De hecho, se echa en falta para Juan el cierre que el Chiron adulto tiene con otros personajes.  Pero, volviendo a lo que nos ocupa, Ali cumple, se implica, y sirviéndose de su físico construye a un hombre curtido, sólido, y todo lo íntegro que se puede ser en Liberty City. En realidad, podría ser el Remy de House of Cards reinventándose a sí mismo: ninguna de sus acciones nos chocaría. Al actor le hemos visto también en la serie Luke Cage, y en pantalla grande en Cruce de caminos o en la saga Los juegos del hambre. Aunque le sobra talento para ganar el Oscar, siendo justos, rivales como Dev Patel o incluso Michael Shannon tienen más oportunidades para lucirse en sus respectivas películas. Gane o no gane, será bueno volver a este hombre nominado. Significará que vamos por buen camino, que “el negro de la película” es algo más y que le pasan cosas por dentro. Por Bernardo Pajares.

Jeff Bridges por Comanchería

Jeff Bridges (7 nominaciones, 1 oscar) es la opción de premio más brillante de Comanchería, una de las películas más interesantes de esta hornada. En esta fábula sobre el origen de la crisis económica que parece que dejamos atrás, a Bridges le toca bailar con la más fea: el representante de un sistema, ley y orden que defiende más por encargo que por convicción. Nada de ese matiz está en el texto sino en el trabajo de Bridges, un actor que una vez fue galán y en cuya madurez de ha especializado en estos papeles sucios -en el sentido literal de poco aseados-, parcos a la vez que profundos que caricaturizan una América en larguísima decadencia, anquilosada en su propio crepúsculo. La única razón por lo que Bridges no va a recoger esta estatuilla es el hecho de que hace siete años se llevó el Oscar como protagonista con otro personaje, el de Corazón rebelde, emparentado con este. Pero razones para su hipotética victoria no faltan en absoluto. Por Fernando de Luis-Orueta

Lucas Hedges por Manchester frente al mar

A sus 20 años, Lucas Hedges (1 nominación, 0 Oscar) es el actor nominado más joven en esta edición de los Oscar, pero tiene amplia experiencia en cine (Teorema Zero, Gran Hotel Budapest, Moonrise Kingdom) y televisión (la serie The Slap). Seguramente tras Manchester frente al mar le van a llover las ofertas, porque la suya y la de Casey Affleck son dos actuaciones de las que dejan huella. En ella, Hedges interpreta a Patrick, sobrino adolescente de Lee (Affleck), un adolescente gracioso e ingenioso que lucha contra el dolor por la pérdida del padre, y lo hace con sensibilidad y una apabullante honestidad emocional, además de imprimir a su personaje de energía, vitalidad y facilidad de conectar con la gente. Su capacidad para la introspección y la profundización en esas emociones en momentos determinados añade capas a un personaje que, aunque le hizo ganar el premio de la National Board of Review, y las nominaciones a los SAG, los Independent Spirit y los Oscar, es muy probable que no evite que se vaya de vacío en la noche del domingo 26. Por María Pérez

Dev Patel por Lion

A pesar de haber protagonizado una de las películas más premiadas de las últimas ediciones de los Oscar, Slumdog Millionaire -que se fue a casa con un total de 8 Oscars en 2009-, esta es la primera nonimación para Dev Patel, puesto que la película de Danny Boyle no consiguió ninguna candidatura para sus actores. Patel ha intercalado en su carrera una serie de títulos interesantes con algunos otros más que mediocres, lo que le ha convertido en un actor más o menos presente pero al que le ha costado destacar dentro de su generación, que incluye actores mucho más soberbios que él. Sin embargo, Patel ha parecido centrar sus esfuerzos en dar su mejor cara en Lion para interpretar a Saroo Brierley, un joven indio que fue adoptado por una familia australiana y que, 25 años más tarde, decide emprender la aventura de buscar a su familia biológica. Patel entrega una interpretación en estado de gracia, consiguiendo emocionar y conmover al espectador -objetivos principales de este melodrama- y aportando a su personaje un interesante y convicente acento australiano con toques indios. Es más que probable que este año no sea el de Dev Patel, pero, de seguir por este camino, podría conseguirlo más pronto que tarde. Por Alan Dameron

Michael Shannon por Animales nocturnos

Al final la segunda película de Tom Ford, Animales nocturnos, que recibió un impulso inesperado en la carrera de premios de este año al conseguir tres nominaciones a los Globos de Oro y materializar el de actor de reparto para el británico Aaron Taylor-Johnson, tan sólo ha rascado una nominación al Oscar en esta edición, curiosamente en la misma categoría en la que ganó en los Globos pero con un nombre diferente. Michael Shannon (2 nominaciones, 0 Oscars) encarna a Bobby Andes, representante de la ley con posibles orígenes chicanos, que, en la historia ficticia ideada por el personaje de Jake Gyllenhaal, paralela a la trama principal, ayuda al protagonista a conseguir que se haga justicia, ya sea a través de métodos ortodoxos y legales… o no. Shannon logra su segunda nominación tras ser candidato hace 8 años por la sobresaliente Revolutionary Road. El actor, generalmente asociado a roles secundarios y de carácter, apoyados en un rostro que parece esculpido en piedra basta, tiene hasta cinco películas pendientes de estreno pero sus posibilidades este año, sin ser favorito en las quinielas y con otro actor de entre los cinco nominados encarnando a un personaje similar (Jeff Bridges por Comanchería), son más bien escasas.

Ganará: Mahershala Ali por Moonlight
Debería ganar: Mahershala Ali por Moonlight
Molaría que ganara: Jeff Bridges por Comanchería