Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mary Horowitz es una fanática de los crucigramas. Su cerebro gira a la velocidad de la luz manejando un inagotable e incomprensible caudal de información. Se le puede ocurrir la palabra perfecta –y docenas con el mismo significado– espontáneamente, pero comportarse de modo “normal” no va con ella. Cuando le organizan una cita a ciegas con el apuesto operador de cámara Steve, Mary cree que la química entre ellos es evidente y que Steve es “él”. Steve, por otro lado, piensa que Mary está loca. Mary, absolutamente segura de haber encontrado a su alma gemela, decide hacer lo que sea e ir adonde haga falta para estar con él. Comienza a perseguirle sin descanso mientras Steve recorre el país cubriendo las noticias de la actualidad.