Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

20090908theinformant

El actor acaba de estrenar, dentro del programa del Festival de Venecia, El soplón, una comedia dirigida por Steven Soderbergh (Traffic), por la que ha recogido una unánime acogida por su interpretación de torpe y atolondrado ejecutivo dispuesto a jugársela a su empresa.

Según Variety, “Damon está en plena forma en su quinta colaboración con Soderbergh”. En In contention apuntan a que “la brillantez de esta interpretación reside en el hecho de que Whitacre (su personaje) es mucho más inteligente y también más tonto de lo que todos piensan… ayudado por una fluidez cómica inigualable, el actor nunca se ha controlado de manera tan cómoda, es el mejor trabajo de su carrera”. Según Screendaily, “Damon, que se pone un bigote y algunos kilos para el papel, siempre está entretenido, incluso cuando el guión no siempre profundizar mucho en cómo funciona su mente”. Para Empire, Damon “maneja perfectamente a su personaje, y es debido a su esfuerzo que este papel no cae en una caricatura unidimensional”.  Ya en casa, Boyero dice en El país que “Matt Damon borda la personalidad de este inquietante embustero en una trama sorprendente que Soderbergh desarrolla con agradecible acidez”.

Si la película no acaba de cuajar, El soplón puede jugar como baza para que Damon vea garantizado un apoyo de los académicos por un gran año, y ser recompensado en la categoría de reparto por Invictus que por ahora le sitúa en muchas quinielas.

Con respecto a la película, no ha acabado de cuajar entre la crítica. La afirmación de Empire resume el sentimiento generalizado: “una película que no se sabe muy bien cómo podrá ganarse a la audiencia porque es una comedia que no es divertida, y un drama que no es muy serio”. La música de Marvin Hamilsch también ha sido citada por todos los críticos como una banda sonora a tener en cuenta y que recupera ciertos sonidos de las comedias de los años sesenta. Recordemos que el oscarizado Hamilsch no componía una partitura para cine desde 1996.