Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La tercera jornada del Festival de Cannes ha pasado un tanto desapercibida entre la prensa. Jane Campion, que presentaba su drama de época, Bright Star, sorprendió con buen cine maravillando a algunos críticos. El director Par Chan-Wook (Oldboy) dejó fría a la audiencia con su historia de vampiros en Thirst. La revelación del día fue Precious, que pese a estar fuera de competición, recogió todos los aplausos de la crítica.

La directora Jane Campion hace 16 años se convirtió en la única directora en 61 años en conseguir la Palma de Oro en Cannes por El Piano. Desde entonces podríamos decir que no ha levantado cabeza. Su vuelta al festival, reivindicando el papel de la mujer en el cine, ha supuesto un regreso (por fin) a la buena senda. La película ha sido reconocida por la crítica, entre ellas el Washington Post y el New York Times, como una historia tristísima y conmovedora bajo un marco estético preciosista. La historia de amor entre el poeta John Keats, interpretado por Ben Whishaw (El perfume), y su vecina, la actriz Abby Cornish (Elizabeth: La edad dorada), es un desgarrador filme que al parecer no ha dejado ojo seco en el patio de butacas. La mayoría de la crítica destaca por encima de todo la fotografía, la dirección artística y el vestuario como unas de las más impresionantes del festival. Bien podrían estar nominadas en los próximos Oscar. También la actriz Abby Cornish se ha llevado los elogios de Variety y Screendaily quienes se aventuran a proponer a la actriz para los Oscar y a la película para la Palma de Oro. La crítica europea ha sido menos entuasta. Carlos Boyero en El país dice que “es muy pulcra, está bien contada, pero no deja poso”. En cambio para el diario Abc, “Bright Star es una película que nunca cae, ni siquiera levemente, en el blandor…; la dureza de su romance, la costra dramática de la relación de esa joven vital y temperamental con el fugaz poeta y el hecho de que sobrevuele la más absoluta frustración convierten a este delicado y romántico retrato de época en papel de estraza”. ¿Tenemos aquí material para los Oscar? Eso parece.

El director coreano Park Chan-Wook, autor de la idolatrada Old boy, presentaba Bak-Jwi, cuya traducción sería algo así como Sed. Presenta un cuento urbano sobre un vampiro cura que presta sus servicios en un hospital local. Si bien se ha llevado algún que otro aplauso ha dejado muy fría a la audiencia que no ha conectado con los excesos de la cinta.

La reina de la prensa ha sido una película que no competía en la Sección Oficial, Precious. El calvario de una joven obesa que se encierra en su mundo para escapar de su horripilante realidad: las violaciones de su sidoso padre, sus dos hijos, una madre psicótica y violenta, etc La película, dirigida por Lee Daniels, en la que también actúa Mariah Carey y Lenny Kravitz, y que contará con el respaldo de Oprah Winfrey a la actriz Mo’nique de cara al Oscar, no ha tenido ni un pero de los allí presentes que han reconocido el esfuerzo de contar con veracidad tan crudo relato.

{youtube}-0afEOtb-mM{/youtube}
Clips de Bright Star

{youtube}rx-3jYJkUWQ{/youtube}
Trailer de Precious

{youtube}zR6s32BTnE0{/youtube}
Trailer de Sed