Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Almodóvar y Cruz, en la Croisette

Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar se ha presentado esta mañana oficiamente ante la crítica internacional. Tras las tibias críticas recibidas en España, el primer pase ha generado aplausos. La prensa alaba la película pero también refleja las serias limitaciones y su lejanía con los mejores trabajos del manchego. Vincere, de Marco Bellochio, ha sido ninguneada algunos críticos que la tachan de “plana” y “esperpéntica” mientras que otros como Variety, la pintan de “brillante obra”.  

En esa línea entre un trabajo correcto y una película magnífica se mueven las críticas fuera en Cannes. Wendy Ides, del Times, la califica como una “mezcla de ideas inteligentes… más que una coherente y distintiva obra de arte”. David Gritten, de Telegraph, resalta la interpretación de Penélope Cruz pero piensa que la película “pisa sobre agua más que abre nuevos caminos”.

Jeffrey Wells por el contrario queda encandilado con la película y la califica como un “noir romántico sobre la redacción cinematográfica, la dirección, el daño y la curación, es con mucho la película más completa, temáticamente satisfactoria, segura de sí misma y puramente entretenida del festival. No tan emocional como los mejores trabajos de Almodóvar pero con posición muy alta a un segundo nivel”.  

Carlos Boyero, por si acaso, no piensa volver a verla y nos recuerda que para él Los abrazos rotos son “dos horas horrorosas de una película tan gélida” de la que dice que “no me creo nada y hay cosas que me ponen de los nervios”.

La otra película en competición, Vincere, de Marco Bellochio cuenta la historia de la mujer oculta de Benito Mussolinni, Ida Dalser, interpretada por Giovanna Mezziogiorno. Tal jugoso material ha sido estropeado al parecer en manos de Bellochio que según E. Rodríguez Marchante, del diario Abc, es cine “plano, visto, oído y confuso”. Boyero dice que es una “cosa esperpéntica” que ha pasado bastante desapercibida.Sin embargo, la crítica internacional piensa otra cosa. Variety la califica de “brillante obra de puesta en escena” y Screendaily, pese a ciertas reservas, aprueba el filme gracias a la interpretación de Giovanna Mezziogiorno, firme candidata al premio de mejor actriz del festival.