Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Festival de Cine de San Sebastián 2010
La que seguramente sea la mayor estrella del cine contemporáneo, Julia Roberts, está hoy en San Sebastián para recoger el Premio Donostia y presentar su nueva película, Come, reza, ama. En su encuentro con los medios a primera hora de la tarde, al que también han acudido sus compañeros de reparto Javier Bardem y Richard Jenkins y el director, Ryan Murphy, Roberts se ha mostrado cercana y distendida, ha bromeado en castellano y ha asegurado estar “llena de gratitud” por el galardón.

Julia Roberts llegó ayer a San Sebastián procedente de Roma en un avión privado. La acompañaban sus hijos, su pareja y un amplio séquito de asistentes y guardaespaldas. En la puerta del hotel María Cristina la esperaba Javier Bardem. Después de las fotos, y sin acercarse a firmar autógrafos, Roberts y sus acompañantes cenaron en el Café Saigón, en la planta baja del propio hotel. Esta mañana, tras el pase de Come, reza, ama -el más concurrido en lo que llevamos de Festival- se ha celebrado el habitual photocall y la rueda de prensa para hablar tanto de la película como del Premio Donostia, que se le entregará esta noche en una ceremonia el Kursaal.

El encuentro con la prensa ha transcurrido todo lo distendido que las férreas medidas de seguridad han permitido. Roberts no se ha cansado de sonreír y agradecer los halagos, tanto de sus compañeros de reparto como de algunos periodistas. “Es una profesional como la copa de un pino. Y encima es muy divertida”, ha dicho Bardem. “Es como tener una codirectora”, ha añadido Ryan Murphy para a reglón seguido matizar: “La quiere todo el mundo”. “Su sonrisa es como los ojos azules de Paul Newman”, le ha dicho una periodista.

Roberts ha estado al quite de las preguntas personales para el recién casado Bardem -“Cuidado, cuidado”, ha canturreado en castellano cuando una redactora se ha deshecho en circunloquios para hablar de Penélope Cruz sin mencionarla- y aceptado gustosa una txapela de campeona que le ha ofrecido una emisora local. La mil veces designada “novia de América” ha aceptado una vez más el título, pero ha asegurado que a lo largo de su carrera ha interpretado a una gran diversidad de personajes. “Y espero que me queden muchos más”.