Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La imagen para la 57ª edición del Festival de San Sebastián, que se ha presentado hoy, juega con la sobriedad, la luz y el color. Como en los dos años anteriores, los carteles son obra de Oscar Mariné. El certamen se desarrollará del 18 al 26 de septiembre.

La intención del cartel es transmitir “la contención propia de estos tiempos combinada con todo el abanico de colores que ofrecerá una edición que tendrá la misma intensidad y variedad de contenidos habituales en San Sebastián”, según ha explicado el director del certamen, Mikel Olaciregui.

{gallery}galerias/20090508{/gallery}

Como es habitual, las tres secciones competitivas, Sección Oficial, Zabaltegi y Horizontes Latinos, constituirán la columna vertebral del Festival de San Sebastián. En la Sección Oficial, una quincena de películas competirán por la Concha de Oro y el conjunto de premios del palmarés oficial.

Zabaltegi-Nuevos Directores dará a conocer la primera o segunda película de realizadores emergentes, que competirán por el Premio Kutxa-Nuevos Directores, dotado con 90.000 euros. Zabaltegi-Perlas presentará una selección de películas impulsadas o premiadas en otros grandes festivales, que optarán al Premio TCM del Público, dotado con 70.000 euros. Un segundo premio de 35.000 euros se destina a la película europea que obtenga mayor votación en este apartado.

Las películas seleccionadas en Horizontes Latinos, que recogen la mejor producción latinoamericana de la temporada, optan al Premio Horizontes, dotado con 35.000 euros. La programación se completará con iniciativas como Made In Spain, Panorama del Cine Vasco, Cine en Construcción, Cine en Movimiento y Escuelas de cine.

Además, se proyectarán dos retrospectivas, una dedicada a uno de los grandes directores clásicos de Hollywood, Richard Brooks, y otra que llevará el título de La contraola: novísimo cine francés, y reflejará la confluencia de talentos renovadores que se está produciendo en estos momentos en Francia. La tercera retrospectiva que en otras ediciones se ha dedicado a un realizador contemporáneo queda en esta ocasión integrada en La contraola, que incluirá todo un panorama de realizadores contemporáneos franceses, en lugar de la obra completa de un solo director: Laurent Cantet, Arnaud Desplechin, Gaspar Noé o Christophe Honoré, entre muchos otros.

Al director estadounidense Richard Brooks se le recuerda especialmente por sus brillantes adaptaciones al cine de la obra de grandes escritores, con películas hoy míticas como La gata sobre el tejado de zinc, Dulce pájaro de juventud o A sangre fría. Brooks fue también un gran director de actores: Paul Newman, Elizabeth Taylor, Humphrey Bogart, Burt Lancaster o Peter O’Toole fueron protagonistas de sus filmes, pero también dio su primera oportunidad a actores entonces desconocidos, como Sidney Poitier y Richard Gere.