Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
El certamen arranca con la proyección fuera de concurso de 'El bar', la nueva película de Álex de la Iglesia que ya se proyectó en la Berlinale

La entrada del cine latinoamericano en la competición oficial es la gran novedad de la 20ª edición del Festival de Cine de Málaga, que arranca esta mañana con la proyección fuera de concurso de El bar, de Álex de la Iglesia, y que rendirá homenaje a Leonardo Sbaraglia y a Antonio Banderas.

Nueve películas españolas y ocho latinoamericanas competirán por la Biznaga de Oro entre el 17 y el 26 de marzo en una edición que marcará un punto de inflexión en la historia del certamen al dar el mismo protagonismo al cine “en español” de ambos lados del océano.

Como es habitual, Málaga combina óperas primas con trabajos de directores más consagrados. Entre las primeras, dos llegan con el aval de haber competido en la pasada Berlinale: Verano 1993, de Carla Simón, que aborda la infancia con familia adoptiva; y Pieles, de Eduardo Casanova, una invitación a aceptar lo diferente.

De la mano de Atresmedia Cine llegará Plan de fuga, un film de atracadores de Iñaki Dorronsoro que cuenta en su reparto con Luis Tosar, Javier Gutiérrez y Alain Hernández; y La niebla y la doncella, adaptación de la novela policíaca de Lorenzo Silva, con Quim Gutiérrez, Verónica Echegui y Aura Garrido.

La radiografía de cine español se completa con Amar, primer largometraje de Esteban Crespo, nominado al Oscar por el corto Aquel no era yo; Brava, de Roser Aguilar, un drama en catalán sobre una mujer aparentemente feliz (Laia Marull) que se desmorona a raíz de una agresión que sufre en el metro. Y El jugador de ajedrez, una historia de amor y supervivencia durante la II Guerra Mundial.

Entre las latinoamericanas destacan la colombiana La mujer del animal, de Víctor Gaviria (La vendedora de rosas), una cruda mirada a la violencia de género; la chilena La memoria de mi padre, de Rodrigo Bacigalupe, que aborda la demencia senil; o Últimos días en La Habana, coproducción hispano-cubana que narra una historia sobre amistad y prejuicios.

También habrá comedias, como la mexicana Me estás matando Susana, una historia romántica con Gael García Bernal y Verónica Echegui, y El candidato, una sátira uruguayo-argentina sobre un político que busca relanzar su carrera.

El actor argentino Leonardo Sbaraglia recibirá el sábado 18 la gran distinción honorífica de esta edición, el Premio Málaga – Sur, y además hará doblete en la sección oficial con dos thrillers: Nieve negra, donde comparte protagonismo con Ricardo Darín y la española Laia Costa; y El otro hermano, de Israel Adrián Caetano.

El jurado lo presidirá el director de Ocho apellidos vascos, Emilio Martínez Lázaro.

El otro gran homenajeado será Antonio Banderas, presidente de honor del festival desde su primera edición, que recibirá una Biznaga de Oro en la gala de clausura para celebrar las 20 ediciones.

La sección paralela Zonazine pierde peso y contará con solo cinco películas, entre ellas, Demonios tus ojos, de Pedro Aguilera y Llueven vacas, de Fran Arráez.

Por otro lado, la vigésima edición del Festival recupera su área de industria, con la celebración de los Spanish Screenings – Málaga de Cine, unas jornadas para promover la internacionalización del cine español, que se celebrarán los días 20, 21 y 22 de marzo, organizadas por la confederación de productores FAPAE.