Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La competición por la Concha de Oro 2017 incorpora los nombres de la realizadora polaca Urszula Antoniak, la argentina Anahí Berneri, el francés Emmanuel Finkiel, los belgas Jean Libon e Yves Hinant, el rumano Constantin Popescu y el director alemán Robert Schwentke.

Emmanuel Finkiel (Boulogne-Billancourt, Francia, 1961) se estrena en San Sebastián con La douleur, adaptación del diario de angustia y desolación que Marguerite Duras escribe al final de la II Guerra Mundial, mientras desconoce el destino de su marido, Robert Antelme, miembro de la Resistencia y deportado por la Gestapo. Finkiel, que fue ayudante de dirección de Bertrand Tavernier, Krzysztof Kieslowski y Jean-Luc Godard, cuenta en su filmografía con Madame Jacques sur la Croisette (1997), César al mejor cortometraje; su debut, Voyages (1999), que atesoró dos premios César y el Premio de la Juventud en Cannes; Nulle part terre promise (2008), Premio Jean Vigo; y Je ne suis pas un salaud (2016), galardonado en Angulema. En La douleur dirige a Mélanie Thierry (Babylon, Un día perfecto, Au revoir là-haut), Benoît Magimel (El odio, La pianista, Pequeñas mentiras sin importancia) y el músico y actor Benjamin Biolay (Stella, Personal Shopper).

Constantin Popescu (Bucarest, 1973) dirigió el fragmento ‘Pig’ de Tales from the Golden Age (2009), de Christian Mungiu. Su primer largometraje, Portrait of the Fighter as a Young Man (2010), fue seleccionado para el Forum de la Berlinale, y con el segundo, Principles of Life (2010), participó en Zabaltegi – Nuevos Directores en San Sebastián. En Pororoca, su tercera película, narra la transformación de una familia cuando desaparece uno de sus hijos.

Robert Schwentke (Stuttgart, Alemania, 1968) se estrenó como realizador en su país natal con Tattoo (2002) y Las joyas de la familia (2003). En 2005 debutó en Estados Unidos con Plan de vuelo: desaparecida, protagonizado por Jodie Foster, donde ha seguido trabajando en la última década: Más allá del tiempo (2009), Red (2010) y las dos entregas de la serie Divergente, Insurgente (2015) y Leal (2016). The Captain regresa a Alemania y a los últimos instantes de la II Guerra Mundial.

El debut de Urszula Antoniak (Czestochowa, Polonia, 1968), Nothing Personal (2009), obtuvo seis premios en el Festival de Locarno y fue nominada a dos galardones de la Academia del Cine Europeo, y su segundo trabajo, Code Blue (2011), se presentó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. Beyond Words, su cuarta película, está protagonizado por un abogado joven y ambicioso a quien la visita de su padre le causa un doloroso reencuentro con sus raíces.

La primera película de Anahí Berneri (Martínez, Argentina, 1975), Un año sin amor (2005), ganó el premio Teddy en el Festival de Berlín, a donde regresó con Por tu culpa (2010). En San Sebastián competirá por tercera vez tras presentar Encarnación (2007), que obtuvo el Premio Fipresci, y Aire libre (2014), que había participado dos años antes en el I Foro de Coproducción Europa-América Latina. Berneri, que el año pasado integró el Jurado Oficial del Festival, describe en Alanis las dificultades que atraviesa una mujer, madre de un niño pequeño, que ejerce la prostitución.

El reportero gráfico y documentalista Jean Libon creó en 1985 la serie documental Strip-Tease, a la que se incorporó el periodista Yves Hinant. Ambos dirigieron junto a Eric Cardot y Delphine Lehericey el documental Les arbitres (2009), en el que se aproximaban a la realidad de los colegiados de la Eurocopa 2008. En Ni juge, ni soumise el equipo satírico detrás de la serie Strip-Tease sigue de cerca a la nada convencional jueza de instrucción en Bruselas Anne Gruwez.

Estos títulos completan la Sección Oficial de la 65 edición del Festival, compuesta por 18 películas a competición, tres filmes que participan fuera de concurso y cuatro proyecciones especiales.