Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

'A Thousand Years of Good Prayers (Mil años de oración)'

A Thousand Years of Good Prayers (Mil años de oración),
la
película de Wayne Wang que había recibido los mayores halagos de los
críticos ha ganado la Concha de Oro a la mejor película del Festival de
San Sebastián. Esta cinta también ha logrado el premio al mejor actor
para Henry O. El de mejor actriz no ha sido para la favorita, Maribel
Verdú, sino para su compañera en Siete mesas de billar francés, Blanca Portillo. Este largometraje, único español en el palmarés, comparte el galardón al mejor guión con John Sayles por Honeydripper.

Más discutible es el premio al mejor director que ha recaido en Nick Broomfield por una de las cintas que menos había gustado, Battle for Haditha. Este premio es especialmente criticable con la ausencia en el palmarés de David Cronenberg que en {ln:Promesas del Este} hace toda una demostración de oficio y talento. Además. Buda explotó por vergüenza, una de las grandes candidatas, que se tiene que conformar con el premio especial del jurado por ser "el prometedor estreno de una directora que esperamos siga creando obras importantes en adelante".

Palmarés:

CONCHA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA: A Thousand Years of Good Prayers (Mil años de oración), de Waynw Wang (EE UU)

CONCHA DE PLATA AL MEJOR DIRECTOR: Nick Broomfield por Battle for Haditha (Reino Unido)

CONCHA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ: Blanca Portillo por Siete mesas de billar francés (España)

CONCHA DE PLATA AL MEJOR ACTOR: Henry O. por A Thousand Years of Good Prayers (Mil años de oración) (EE.UU)

PREMIO DEL JURADO AL MEJOR GUIÓN (ex-aequo): Gracia Querejeta y David Planell por Siete mesas de billar francés (España) y  John Sayles por Honeydripper (EE.UU)

PREMIO DEL JURADO A LA MEJOR FOTOGRAFÍA: Charlie Lam por Ceot oi kap gei / Exodus (Hong-Kong)

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO: Buda az sharm foru rikht / Buddha Collapsed Out of Shame (Buda explotó por vergüenza), de Hana Makhmalbaf (Irán-Francia), primer largometraje de una directora muy joven que ha impresionado al jurado por la exquisita fotografía y por la extraordinaria niña Nikbakht Noruz. Es el prometedor estreno de una directora que esperamos siga creando obras importantes en adelante