Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

20100809nealb
La bella y enigmática actriz Patricia Neal murió ayer domingo en su hogar de Martha’s Vineyard a los 84 años, a causa de un cáncer de pulmón. Mejor considerada por la crítica y los directores con los que trabajó que por el público general, deja para el disfrute de todos los cinéfilos un puñado de títulos clásicos inolvidables, entre los que se encuentran El manantial (1949), Ultimátum a la tierra (1951), Desayuno con diamantes (1961) y Hud (1963), por el que recibió el Oscar a la mejor actriz.

Nacida en 1926, sus inicios en el mundo del espectáculo se remontan a 1946 en la obra de teatro Another Part of the Forest, por la que recibió un Tony a la mejor actriz dramática el primer año en que se entregaron esos premios. Su debut cinematográfico se produjo dos años después en John Loves Mary, y a continuación protagonizó El manantial (dirigida por King Vidor), durante cuyo rodaje mantuvo una desgraciada relación con Gary Cooper, que estaba casado por entonces y al cual había conocido dos años antes. Para 1952, Patricia ya había protagonizado The Breaking Point (Michael Curtiz, con John Garfield), Tres secretos (Robert Wise, con Eleanor Parker), Ultimátum a la Tierra (también de Robert Wise, con Michael Rennie) y Operation Pacific (George Waggner, con John Wayne). Fue entonces cuando conoció al escritor Roald Dahl, con quien estuvo casado durante treinta años y tuvo cinco hijos. En unos años en los que hizo teatro y televisión volvió esporádicamente al cine, donde rodó a las órdenes de Elia Kazan Un rostro en la multitud en 1957 y Desayuno con diamantes a las de Blake Edwards en 1961.

En 1963 ganó el Oscar a la mejor actriz por su papel de Alma Brown en Hud (El más salvaje entre mil), dirigida por Martin Ritt, y protagonizada por Paul Newman, una película por la que también recibió el premio de los Críticos de Nueva York, el de la National Board of Review y el Bafta. Dos años después volvió a ganar otro Bafta por su interpretación en Primera victoria, de Otto Preminger y protagonizada por John Wayne y Kirk Douglas.

Fue una de las primeras opciones para el papel de Mrs Robinson en El graduado (Mike Nichols, 1967), pero lo rechazó porque se estaba recuperando de tres aneurismas cerebrales. Volvió a la gran pantalla con Una historia de tres extraños, en 1968, por la cual fue nominada de nuevo al Oscar. Después de aquello apareció como Olivia Walton en el episodio piloto de Los Walton. Aunque ganó un Globo de Oro por su interpretación, los productores consideraron que su mala salud no le iba a permitir continuar el resto de la serie, y la sustituyeron por Michael Learned. Tras esto, sus apariciones en la pequeña y en la gran pantalla se limitaron a pequeños papeles en series como La casa de la pradera, Kung Fu o Se ha escrito un crimen, en alguna película y en documentales de diversa índole. Su última aparición es del año pasado en la película Flying By.

Neal publicó su autobiografía As I Am en 1988. En 1981 se hizo un biopic televisivo, The Patricia Neal Story, con Glenda Jackson como protagonista y Dirk Bogarde como su esposo Roald Dahl.