Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Desde Austria, ganadora el pasado año, hasta Jordania, 18 países han anunciado ya la película que les representará en la lucha por el Oscar a la mejor cinta en lengua extranjera. Son las primeras rivales para Los girasoles ciegos, Sangre de mayo o Siete mesas de billar francés, el trío finalista para portar la bandera de España. Aún quedan 13 días hasta que se cierre el plazo para presentar las candidaturas, el próximo 1 de octubre. TÍO OSCAR recopila aquí los largometrajes elegidos.

{youtube}WAyCi4cObmI{/youtube}Alemania ha seleccionado Der Baader Meinhof Komplex, dirigida por Uli Edel y que narra la historia de un grupo terrorista de izquierda radical. Edel no es un director muy conocido por el público, pero tiene experiencia en EE UU, donde ha dirigido varias películas y episodios de televisión, entre ellos El cuerpo del delito, protagonizada por Madonna; y un capítulo de Twin Peaks.

{youtube}yKysNM1SoKA{/youtube}La vecina Austria, ganadora el año pasado con Los falsificadores, ha optado por Revanche, una película sobre un grupo de ex convictos que quieren empezar una nueva vida. Diriga por Götz Spielmann, se presentó en el cada vez más influyente Festival de Toronto.

{youtube}3Pc1RJE0yUU{/youtube}Eldorado, del actor y director Bouli Lanners, es la cinta escogida por Bélgica. Se trata de una comedia negra sobre un vendedor de coches (encarnado por el propio Lanners) que se apiada de un hombre al que pilla robando en su casa y acepta llevarle hasta la frontera con Francia. Se proyectó en la Quincena de los Realizadores de Cannes y se llevó el Premio Fipresci de la crítica internacional.

{youtube}cO6uwKmuKB0{/youtube}Holanda ha seleccionado Dunya & Desie, adaptación al cine de una serie de televisión muy popular en el país que retrata la amistad entre dos chicas de 18 años: una holandesa y la otra, una inmigrante marroquí. La cinta ha sido dirigida por Dana Nechushtan.

{youtube}tsOR9rqCVwM{/youtube}To verdener (De otro mundo), de Niels Arden Oplev, compite por Dinamarca. Presentada en el Festival de cine de Tribeca (Nueva York) y ya adquirida por la distribuidora estadounidense IFC, cuenta la relación amorosa entre la hija de un testigo de Jeová y un chico agnóstico.

Suecia ha apostado por la nueva película de Jan Troell Maria Larssons eviga ögonblick (Momentos eternos de Maria Larsson) sobre la primera fotógrafa de Suecia, que precisamente era la abuela de la mujer del director. Troell ya es conocido por la Academia: en 1971 optó a dos Oscar por Los emigrantes, mejor película extranjera y mejor guión original, aunque se fue de vacío.

{youtube}juBWxnRu5Uk{/youtube}
A su vez, Findlandia propone el film de Dome Karukoski Tummien perhosten koti (La casa de las mariposas oscuras), ambientada en un reformatorio.

{youtube}0kaKhtZmBk8{/youtube}
Rumania apuesta por Restul e tacere (El resto es silencio), la película más cara de la historia del país. Dirigida por Nae Caranfil, cuenta la historia del rodaje de La guerra de la independencia, en 1912, apenas 35 años después de la contienda que retrataba.

{youtube}u2a9jlVPPIg{/youtube}
Un título habitual de los Festivales de este año, Iszka utazása (El viaje de Iszka), es el propuesto por Hungría. El director Csaba Bollok cuenta en estilo documental la tragedia de una chica de 12 años que se escapa de su casa para librarse de las palizas que le daban sus padres.

Además, Croacia ha optado por Niciji Sin (Hijo de nadie), de Arsen Anton Ostojic, sobre un veterano de la guerra de los Balcanes que esconde un oscuro secreto familiar.

{youtube}4P5jkGyYcoo{/youtube}
Canadá no enviaba cinta todos los años dado que la mayor parte de su producción es en inglés. Sin embargo, las ayudas del Gobierno de Québec y otras administraciones francófonas están haciendo que cada vez haya más largometrajes en francés y, de ahí, que Canadá se esté convirtiendo poco a poco en uno de los países que más cuenta en la carrera por este premio. En esta ocasión han enviado Ce qu’il faut pour vivre (Lo que hace falta para vivir), de Benoit Pilon, sobre un cazado inuit enfermo de tuberculosis en los años cincuenta.

{youtube}2zfRRlr44Wo{/youtube}
Brasil, una de las grandes potencias de América cinematográficamente hablando, se ha puesto en manos de Bruno Barreto. Su Última parada 174 reconstruye el caso real de un chico de la calle que secuestró un autobús en Río de Janeiro.

Por su parte, Japón se ha decantado por el largometraje de Yojiro Takita Okuribito (Salidas). Proyectada con gran éxito en el Festival de Montreal (obutvo el Gran Premio de las Américas), versa sobre un violonchelista en paro que se convierte en nokanshi, una figura de los ritos funerarios japoneses encargada de lavar y vestir los cadáveres para el funeral.

{youtube}k7DVWrJc-kY{/youtube}
También de un festival, el de Cannes, sale la representante de Singapur: My Magic, de Eric Khoo. Hablada en tamil, narra la relación entre un mago alcohólico y su hijo adolescente.

{youtube}ThXzb4QSMzE{/youtube}
Corea del Sur ha apostado por Keurosing (Cruzando), de Kim Tae-gyun. La cinta retrata a un opositor al régimen de Corea del Norte. Esta designación, no obstante, está pendiente de una demanda interpuesta por otro realizador del país que acusa de plagio a la cinta. El Korean Film Council ha señalado que, en caso de que la sentencia sea contraria a Keurosing, escogerán otra película.

{youtube}0KC–QDy8DU{/youtube}
Taiwán ha elegido Hai jiao qi hao (Cabo nº 7), primera película de Wei Te-sheng. Retrata el auge y caída de una banda de rock de un pueblo pequeño y la aparición de un fardo de cartas de amor escritas 60 años atrás y nunca enviadas a su destinatario. La cinta obtuvo el premio del jurado y el premio del público en el Festival de Taipei.

{youtube}JmDZTGV5x04{/youtube}
Ploning, el debut en el cine de Dante Nico Garcia, es la cinta propuesta por Filipinas. Ambientada en una isla idílica en 1982, narra el amor entre una una hermosa mujer y un pescador.

{youtube}pmqbUW0Uj7k{/youtube}
Jordania también se une este año a la competición. Lo hace con Captain Abu Raed, del director y guionista Amin Matalqa. La cinta, ganadora de un premio del público en el Festival de Sundance, trata sobre un trabajador del aeropuerto al que unos niños confunden con un aviador. Él, en lugar de aclarar el error, les cuenta historias fantásticas que les inspiran y les da esperanzas.

La Academia de Cine ha invitado a 96 países a enviar sus películas para competir por el Oscar a la mejor en habla no inglesa. El plazo para hacerlo concluye el próximo 1 de octubre. Las cinco nominadas se anunciarán, junto al resto de categorías, el 22 de enero. La ceremonia de entrega de los Oscar será el 22 de febrero.