Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Recordemos que en la campaña de The Reader (El lector) se promocionaban cuatro productores sabiendo que por norma general sólo aceptan tres por película. Esta regla que limita el número de nominados surgió tras el triunfo de Shakespeare in Love, momento en el que cinco productores recogieron su Oscar. Este hecho se consideró excesivo ya que la responsabilidad real sobre la producción de la película era muy desigual. Desde entonces, es frecuente que la Academia casi todos los años deje por determinar cuales son los productores que serán reconocidos, en casos donde hay más de tres candidatos. La decisión sobre quienes son nominados y quienes no, ha traído alguna polémica que otra. Recordemos que el año que ganó Crash el productor Bob Yari llegó incluso a denunciar al Gremio de productores por no incluirle en la terna de nominados. Esta regla, en nuestra opinión, no deja de ser un sin sentido que una vez más pone en evidencia que la Academia se salta muchas veces sus propias reglas minimizando su propio rigor. Acabamos de ver este año como se han saltado a la torera su propio reglamento en el apartado musical. 
Por lo tanto, y remarcando que es una excepción la Academia otorga la nominación a Anthony Minghella, Sydney Pollack, Donna Gigliotti y Redmond Morris. Para Anthony Minghella es su cuarta nominación tras el Oscar como director por El paciente inglés y sus nominaciones como guionista por éste filme y por El talento de Mr. Ripley. En el caso de Sydney Pollack supone su séptima nominación. Ha ganado dos Oscar como productor y director de Memorias de África. El año pasado fue también nominado como productor de Michael Clayton donde igualmente aparecía como actor. Con respecto a los otros dos nominados, es la segunda nominación de Donna Gigliotti (Shakespeare in Love) y la primera para Redmond Morris.