Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Image

Clint Eastwood es uno de los grandes contendientes de la temporada. Banderas de nuestros padres, primera entrega de su visión sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, está recibiendo críticas excelentes. Cartas desde Iwo Jima, en la que ofrece la visión japonesa de la derrota, se estrena en febrero para reforzar las opciones de la primera en los Oscar.

La fecha recién anunciada para la segunda entrega quiere evitar que los votantes esperen a la conclusión de la saga para premiar la película de Eastwood como ocurrió, por ejemplo, con la trilogía de El señor de los anillos. De esta forma, Warner apuesta a una sola carta: la visión de la victoria desde el punto de vista de EE UU, plasmada en la mítica fotografía tomada en Iwo Jima.

Desde luego, Eastwood aspira a lograr su tercera pareja de estatuillas, después de haber ganados los oscar a mejor película y director por Sin perdón (1992) y Million Dollar Baby (2004). Por los comentarios de la crítica también hay que tener muy en cuenta el trabajo de los guionistas William Broyles Jr. y Paul Haggis (el ganador del año pasado por Crash) y del director de fotografía Tom Stern.

Además, es necesario no perder de vista al protagonista, Adam Beach, un actor canadiense que hasta ahora se había prodigado en la televisión y que está reicibendo todo tipo de parabienes por su trabajo en Banderas de nuestros padres. Por el momento ya va a recoger el premio Rising Star (estrella ascendente) el día 6 de enero en el Festival de Palm Springs.