Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Los premios de la prensa extranjera en nada ayudan a arrojar luz a la confusa carrera por los Oscar sino que complican la situación al dar alas a 'El renacido'

Los Globos de Oro marcan un hito en la carrera por los Oscar que cada año que pasa aporta más confusión que certitud. El renacido, de Alejandro González Iñárritu, ha sido la gran triunfadora de la noche en un movimiento que parece buscar más la compensación por ignorar Birdman en la pasada edición. Mejor drama, director y actor, para Leonardo DiCaprio que toma fuerzas así para un nuevo asalto a los Oscar que tanto se le resisten.

El comedia la ganadora ha sido Marte (The Martian), que además del Globo a la mejor del año ha logrado el de mejor actor para Matt Damon.

Los galardones a las mejores actrices se los han llevado Brie Larson en drama por Room, algo que entraba dentro de los cálculos, y Jennifer Lawrence en comedia por Joy, que supone una aburrida tercera repetición del resultado de anteriores ediciones. Mejor acogida ha tenido el premio a la mejor actriz de reparto para Kate Winslet por Steve Jobs. La feliz coincidencia de premiar en una misma ceremonia a DiCaprio y Winslet, coprotagonistas hace 18 de Titanic, ha provocado todo tipo de celebraciones.

Kate-and-Leo-1452481881

 

Pero los Globos de Oro han encontrado tiempo también para los homenajes: el de Denzel Washinton al recoger el premio Cecil B. DeMille a toda su carrera y el de Sylvester Stallone al ganar el premio al mejor actor de reparto por Creed, la película en la que retoma su mítico Rocky Balboa.

Total, que los Globos de Oro en nada ayudan a arrojar luz a la confusa carrera por los Oscar de este año. Más bien al contrario, han complicado la situación al dar nuevas alas a El renacido, que andaba corta de fuerzas. En cualquier caso, la suerte de los Premios de la Academia está echada: las urnas están cerradas desde el viernes y ya se recuenta para anunciar las nominaciones este próximo jueves.