Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El plazo para recibir las papeletas de los Oscar concluye esta tarde a
las cinco, hora de Los Ángeles (las dos de la madrugada, hora
peninsular española). La suerte, pues, está echada. Pero estas últimas
horas se han visto agitadas por una pequeña polémica cuyos efectos son
difíciles de valorar: las acusaciones contra The Reader por lo que alguien entiende es una “exculpación del Holocausto”.

El periodista Ron Rosenbaum (judío y experto en la figura de Hitler) ha escrito en la página web Slate un artículo titulado: “No den ningún Oscar a The Reader“. En él asegura que el retrato que la película hace de una guardia de Auschwitz, interpretada por Kate Winslet, supone una exculpación de los alemanes que participaron en el Holocausto. En nuestra opinión, por el contrario, lo que propone la cinta es un necesario ejercicio para tratar de comprender la barbarie.

Es difícil saber qué consecuencias puede tener este artíuculo en los Oscar. Se dice que alguien lo ha hecho llegar a todos los miembros de la Academia. Y hay quien apunta a los responsables de la campaña de Slumdog Millionaire, que saben que The Reader es la única que puede arruinarle el banquete de premios. Variety va más allá y se plantea si la polémica puede incluso costarle la estatuilla a Kate Winslet. Dado que ha saltado ya en tiempo de descuento y que Winslet es la absoluta favorita, no parece probable que así sea.

Por su parte, la ceremonia sigue bajo el más estricto de los secretos. Del nombre de los presentadores sólo se ha filtado , y cogido con pinzas el de Robert Pattinson, el protagonista del fenómeno adolescente Crepúsculo. Y sí, pese a un nuevo susto con la policía, Mickey Rourke ha podido volar de regreso a Los Ángeles desde Londres, así que estará en la ceremonia.

GALERÍA: Los preparativos de la ceremonia: Lunes
NOMINADOS: Todos los candidatos | OSCATLÓN: Análisis categoría a categoría