Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Este año hay algunas candidatas que pretenden ocupar ese hueco. Tenemos Frozen river de Courtney Hunt, con una magnífica Melissa Leo premio en San Sebastián, también se habla de Slumdog millonaire de Danny Boyle, pero ...

Este año hay algunas candidatas que pretenden ocupar ese hueco. Tenemos Frozen river de Courtney Hunt, con una magnífica Melissa Leo premio en San Sebastián, también se habla de Slumdog millonaire de Danny Boyle, pero nosotros apostamos por otra. Se llama La boda de Rachel y su estreno en EE UU este fin de semana no ha hecho más que acrecentar sus posibilidades ante la buena acogida recibida.

rachelgettingmarriedcartel.jpgLa película se centra en el personaje de Kym cuando vuelve a la casa familiar de los Buchman para la boda de su hermana Rachel. Ella lleva consigo una larga historia de crisis personal, conflictos familiares y tragedia. Una buena parte de los amigos y conocidos de los novios se han reunido para un alegre fin de semana de fiesta, música y amor, pero Kym, con su mordacidad, agudeza y su facilidad para el drama, actúa de catalizadora de las tensiones gestadas durante mucho tiempo en la familia.

La película se pudo ver en la pasada edición del Festival de Venecia y la acogida no pudo ser más positiva, digno preámbulo de la recepción en EE UU. La película se sustenta en la interpretación de Anne Hathaway, chica que ha ido a más tras verla en películas como Princesa por sorpresa, Brokeback Mountain, La joven Jane Austen o la reciente Passengers. El New York Post no duda en definirla como “la guinda imprescindible de la película”. Ella interpreta a esa Kym deslenguada e irónica que hace desatar las tensiones a raiz de la reunión familiar con motivo de la boda de su hermana.

Pero la película tiene todavía más. Debra Winger, adorada de la Academia en los 80 y 90 con 3 nominaciones y desaparecida en los últimos tiempos, tiene un breve pero jugoso papel como la madre posesiva de Kym y Rachel. La Winger ha entrado en la carrera con fuerza y hay que tenerla muy en cuenta en la categoría de actriz de reparto a poco que la Academia se vea convencida por esta propuesta dirigida por Jonathan Demme, director que sorprendentemente está detrás de las cámaras en esta producción con sello indie tras dirigir películas tan distintas y variopintas como El silencio de los corderos (por la que ganó el Oscar a mejor director), Philadelphia, Beloved y El mensajero del miedo.

Nosotros nos permitimos comparar a La boda de Rachel con Juno. Las dos se sustentan en una actriz joven mordaz y pretendidamente ingeniosa, las dos dan importancia al valor de la familia, las dos analizan aspectos cruciales de la vida supuestamente convencional como un embarazo y una boda, las dos tienen a un reparto pequeño pero eficiente, además de un director solvente y guionista debutante (Diablo Cody en Juno y Jenny Lumet en La boda de Rachel). Por cierto, ese apellido Lumet nos remite al gran Sidney Lumet que es el padre de esta guionista y actriz ocasional.

La boda de Rachel entra desde ya con mucha fuerza en la carrera. No sólo Anne Hathaway parece consolidar una opción más que probable de nominación como actriz protagonista, sino que también podría tener presencia en apartados como el de mejor actriz de reparto, mejor guión original e incluso mejor director y mejor película. Sólo hace falta que el boca-oreja y una inteligente promoción haga su efecto. Un fenómeno parece comenzar en Hollywood con esta película que le podría llevar a la gran noche de los Oscar.

{youtube}1wDDgSwEo1s{/youtube}