Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Los cortometrajistas seguirán fuera de la gala de los premios Goya. La Academia de Cine anunció ayer en un comunicado que mantenía la postura, adoptada el pasado septiembre por la junta directiva, de eliminar de la ceremonia l...

Los cortometrajistas seguirán fuera de la gala de los premios Goya. La
Academia de Cine anunció ayer en un comunicado que mantenía la postura,
adoptada el pasado septiembre por la junta directiva, de eliminar de la
ceremonia los galardones a los cortos y celebrar a cambio una cena de
gala en la que se anunciarán y entregarán los premios en las tres
categorías que existen (ficción, documental y animación).

Esta decisión ha sido adoptada a pesar de la sonora protesta que
protagonizaron los cortometrajistas tras enterarse de que la Academia
les relegaba a un segundo plano, sin consulta previa -reunieron 4.000
firmas a través de la página web indignados.org- y después de
que la semana pasada se celebrara una reunión para intentar llegar a
algún tipo de acuerdo. En ese encuentro, según fuentes de los
realizadores de cortos asistentes y de la propia Academia, se acordó
que no se hiciera público ningún tipo de comunicado sin antes llegar a
algún consenso. Acuerdo interno difícil de conseguir en el caso del
colectivo de los cortometrajistas, que carecen de una asociación que
les represente. Arturo Ruiz, uno de los realizadores nominados este año
en la categoría de ficción por su corto Paseo, lo reconoció
ayer, aunque se mostró sorprendido ante la ruptura de este acuerdo por
parte de la Academia con el comunicado. "Esto no era lo previsto.
Estaban esperando nuestra respuesta. Es verdad que nos hemos retrasado
porque somos muchos y cada uno está en una provincia diferente. De
todas maneras, ayer [por el martes] se comunicó a la Academia que nos
diera de plazo hasta el viernes, día en el que tenemos prevista una
reunión".

Otro de los candidatos en la categoría de ficción, Javier San Román, que presenta Proverbio chino,
sabe también de las dificultades de tomar una decisión común en el
sector del cortometrajista. San Román fue más que claro ayer: "No me
parece tan grave la decisión de la Academia. Me alegro de que los
cortos tengan su propia ceremonia y que hayamos salido de la de los
Goya, en la que no pintábamos nada y no nos prestaban la más mínima
atención. Sólo espero que a partir de ahora la gala de los nominados
sea conocida como la gala del Goya al corto".

En el comunicado,
la Academia anuncia la creación, en marzo de 2008, de una comisión
específica en la institución con el objetivo de trabajar en las
próximas bases de los premios al mejor cortometraje. Los únicos cambios
realizados ayer por la Academia con respecto a la decisión tomada en
septiembre son que los galardones de los cortos se anunciarán en la
misma cena de gala, que se celebrará a mediados de enero, unos 15 días
antes de la ceremonia de los Goya; que durante esta gala se nombrarán
los ganadores de los tres premios de cortometraje y que esa mención irá
ilustrada con imágenes.

Fuente: El País