Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los cortometrajistas han ganado el pulso a la Academia de Cine y han
conquistado su derecho a estar presentes en la ceremonia de los premios
Goya. La decisión de eliminar los cortos de la gala, tomada el pasado
mes de septiembre por la junta directiva de la Academia y ratificada
hace apenas 10 días, quedó ayer definitivamente descartada. Las
presiones de algunos académicos y el rechazo de los cortometrajistas y
también de productores han pesado en este drástico cambio.

Los cortometrajistas han ganado el pulso a la Academia de Cine y han
conquistado su derecho a estar presentes en la ceremonia de los premios
Goya. La decisión de eliminar los cortos de la gala, tomada el pasado
mes de septiembre por la junta directiva de la Academia y ratificada
hace apenas 10 días, quedó ayer definitivamente descartada. Las
presiones de algunos académicos y el rechazo de los cortometrajistas y
también de productores han pesado en este drástico cambio.

Lo que no está claro es si la entrega de estos galardones a los
cortometrajistas será retransmitida por Televisión Española, cadena que
todos los años se encarga de su emisión. "Nos someteremos a lo que
decida TVE. Nosotros no hemos luchado por salir en la televisión, sino
por estar en la gala junto al resto de nuestros compañeros", aseguró
Ercilla.

La razón inicial dada por la Academia para eliminar los
cortos de la gala fue la de su interés por acortar la duración de la
ceremonia. El año pasado, por primera vez la retransmisión se hizo con
un retardo de 30 minutos. Es TVE, junto con la Academia, quien decidirá
qué momentos de la ceremonia se eliminan o no.

El comunicado de
ayer también hace referencia a la creación de una comisión del
cortometraje, que se materializará a partir de marzo de 2008 y cuyo
objetivo será el de trabajar a favor de los intereses de este colectivo
y tratar de los problemas más acuciantes, como las bases de los premios
en cuanto a duración y modo de elección.

(En El País)