Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mañana domingo el Palacio de Congresos de Madrid acogerá la gran noche
del cine español: la ceremonia de los Premios Goya. La alfombra roja,
los vestidos de diseño y las sonrisas ensayadas darán paso después a la
alegría de algunos y la decepción de la mayoría de los nominados por no
haber sido elegidos. A pocas horas de que se entreguen las preciadas estatuillas del cine español pocas certezas hay sobre quienes pueden ser los agraciados ni de cómo se desarrollará la ceremonia.

Por el momento tan solo se sabe que el cómico José Corbacho será de nuevo el presentador, tras los buenos resultados de audiencia del pasado año. Al igual que sucediera entonces, la gala será emitida con un retraso de media hora, para así intentar aligerar la ceremonia. Por este mismo motivo se ha suprimido cualquier intervención musical. A pesar de estos buenos propósitos, la gala será convenientemente troceada para dar paso a los descansos publicitarios. Ya se sabe, el dinero es el que manda.

Quien seguro se lleva a su casa un premio es Alfredo Landa, galardonado con el premio honorífico por su interpretación en Luz de domingo. El resto de premios son todo conjeturas. Una carrera en la que parten como grandes favoritas Las 13 rosas de Emilio Martínez-Lázaro y El orfanato del debutante Juan Antonio Bayona.

> Lista completa de las nominaciones
> La quiniela de los premios