Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Según cuenta Eonline.com, Hugh Jackman no será el único que cante en la ceremonia. Al parecer se ha podido ver al actor ensayar un número musical junto a Beyoncé en el Centro de Artes Baryshnikov de Nueva York, que al parecer dirigirá Baz Luhrmann (Moulin RougeAustralia). Recordemos que la cantante era la protagonista de Dreamgirls, film dirigido por Bill Condon, y que ya participó en los Oscars destrozando las canciones nominadas. Por tanto, no nos parece raro verla en la ceremonia. 
Si alguien piensa que lo de Beyoncé es suficientemente terrible, que espere a leer lo siguiente. Según esta misma fuente, las estrellas de High School Musical, Zac Efron y  Vanessa Hudgens, pareja también en la vida real participarán igualmente en otro corte musical de la gala. Recordemos que la tercera entrega de esta franquicia afortunadamente fracasó al intentar colarse en las candidaturas a Mejor canción. Los rumores apuntan a que será el propio Zac Efron quien entregará esta estatuilla.  
Si de musicales y estrellas juveniles seguimos hablando, no podía faltar la aportación del musical más visto este año, Mamma mia!. Amanda Seyfried,que hace de hija de Meryl Streep, y su novio en la vida real también, Dominic Cooper, cantarán la noche del domingo. Pero esperen, porque la borrachera de adolescentes no termina ahí. Según The Envelope, el chico de moda, protagonista de Crepúsculo, Robert Pattinson, por la que suspiran todas las adolescentes del planeta, también entregará un premio. 
Mientras tanto, los verdaderos nominados parecen quedarse fuera de la gala. Tras la deserción de Peter Gabriel, Lawrence Mark ha respondido diciendo que entienden la posición del artista pero que “no hay mala sangre en lo que hacen. Sólo es una diferencia de opinión en cómo piensa que las cosas se deberían hacer”. Mark está barajando la posibilidad de que el coro Soweto Gospel interprete la canción Down to Earth en su lugar. M.I.A. la otra artista que interpretará una canción nominada en la ceremonia, es todavía duda tras dar a luz recientemente. Por último, parece confirmado que los ganadores del año pasado en interpretación no necesariamente presentarán los Oscars, rompiendo así una regla que se venía dando desde hace muchas ediciones.