Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Penélope Cruz está nominada por segunda vez tras la nominación lograda en 2007 por Volver. Ahora es candidata en la categoría de mejor actriz de reparto por su breve pero simpático papel en la película de Woody Allen. La madrileña comenzó encandilando a los críticos arrasando en todos los veredictos de las primeras asociaciones (igual que el año pasado le ocurrió a Amy Ryan por Adios, pequeña, adios). En las últimas fechas su dominio se ha resentido en favor de otras opciones muy notables que complican su camino al Oscar. Viola Davis, Marisa Tomei y Kate Winslet le han recortado terreno y quizás eso fuera ser decisivo en la recta más importante de los premios.

javierbardempenelopecruzvickycristinabarcelona.jpgAl igual que ocurriría en los Oscar si finalmente consigue el doblete, Kate Winslet debería ser la favorita de la categoría de mejor actriz de reparto por su papel de The reader. Este año ha conseguido dos nominaciones pero en las cinco candidaturas anteriores que ha recibido en los Globos nunca ha terminado llevándose al agua. Si tenemos en cuenta que además la película de Stephen Daldry es una de las más nominadas con nominaciones tan importantes como las de mejor película dramática, mejor director y mejor guión podemos pensar que puede ser la noche de la británica.

Viola Davis podría ser el único intérprete de La duda con bastantes opciones de conseguir el Globo y ello también podría conseguirle ventaja. Mención aparte merece Marisa Tomei que en su segunda nominación a los Globos de Oro llega con la vítola de favorita de la crítica tras ser la más reconocida de de este sector con el premio del Critic´s Choice Awards recien salido del horno.

Por otro lado tenemos a Javier Bardem que se aprovecha de participar en una categoría que esta edición llega totalmente desangelada. Bardem ha logrado ya su cuarta nominación a los Globos de Oro aunque su plano papel en la película de Woody Allen y el galardón conseguido el año pasado le hacen llegar con bastantes pocas opciones de llevarse el gato al agua. De todas formas nunca se sabe que puede pasar teniendo en cuenta el escaso nivel que se percibe en la categoría.
Si duda sería una sorpresa que Dustin Hoffman no se llevara el gato al agua por su papel en Last chance Harvey, cinta romántica de amor maduro por la que incluso algunos han apuntado que Hoffman se merecía una nueva nominación al Oscar. Eso parece complicado aunque el Globo no se le debería de escapar. Lo que le puede perjudicar es que ya tiene en su haber 5 premios en competición (el último data de 1989 por “Rain Man”) y un Cecil B de Mille que le fue otorgado en 1997.

Colin Farrell y Brendan Gleeson, los dos por Escondidos en Brujas, estarían por detrás de Hoffman frente a una nominación claramente de relleno como es la de James Franco por Superfumados.

En todo caso viviremos en TÍO OSCAR una noche de premios, una noche de cine, que como en las mejores películas siempre puede dar un giro que reporte una buena noticia para España.