Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Peter Gabriel, uno de los más reconocidos, compositores y autores de la música, está nominado al Oscar por la canción Down to Earth, que aparece en los títulos de crédito de Wall*E. Recordemos que este año sólo hay tres nominadas y las otras dos candidatas representan a Slumdog Millionaire.

Parecía evidente que Gabriel interpretaría con Thomas Newman al piano su canción en los Oscar. Sin embargo, según el propio Peter Gabriel en un comunicado, pese a que la Academia parece haber establecido unos escasos 90 segundos por canción, a él le han ofrecido  unos ridículos 65 segundos para defender su tema. “No creo que sea tiempo suficiente para defender una canción y por eso, he decidido abandonar” declara rotundamente el artista en este escrito. 

Esta parece ser la última consecuencia del revolucionario cambio de planes que están llevando a cabo Bill Condon y Larry Mark para dinamizar la ceremonia y ajustarla a sólo tres horas, cuando normalmente se alarga hasta las cuatro horas y media. Ante esta decisión sólo queda ahora a sus responsables buscar otro intérprete para la canción o reformular esta vampírica propuesta. A continuación os traducimos el comunicado íntegro de Peter Gabriel:

Estuve encantado cuando Down to Earth fue nominada al Oscar. Estuve también complacido de ser llamado para interpretar la canción en la ceremonia. Sin embargo, en recientes conversaciones con los productores, quedó claro que, pese a haber sólo tres nominadas, sólo 60-65 segundos eran ofertados, y eso, en un pupurrí de las tres canciones. No creo que sea tiempo sificiente para hacer justicia a la canción y por eso he decidido retirarme de la actuación.

Respeto plenamente y aguardo el derecho de los productores de renovar el espectáculo. Aún cuando los compositores de canciones somos pequeños actores en el proceso de realización de una película, estamos tan comprometidos y trabajamos igual de duro que el resto del equipo y lamento que esta nueva versión de la ceremonia, esté creada en parte a nuestras expensas.

Sigo esperando con entusiasmo asistir a la ceremonia.