Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Como cada año nada más concluir la entrega de los Premios de la Academia, TÍO OSCAR arranca el seguimiento de la próxima temporada. Las esperadas películas de Clint Eastwood (The Changeling), Ridley Scott (Bod...

The Changeling

Como cada año nada más concluir la entrega de los Premios de la
Academia, TÍO OSCAR arranca el seguimiento de la próxima temporada. Las
esperadas películas de Clint Eastwood (The Changeling), Ridley Scott (Body of Lies), Sam Mendes (Revolutionary Road), Ron Howard (Frost/Nixon), Baz Luhrmann (Australia), Bryan Singer (Valkyrie) o David Fincher (The Curious Case of Benjamin Button) serán sin duda grandes títulos a tener en cuenta junto a otros más de autor como los de Fernando Meirelles (Blindness), Gus Van Sant (Milk), Spike Lee (Miracle at St. Anna), Steven Soderbergh (Guerrilla) o los propios hermanos Coen (Burn After Reading). Todo ello sin olvidar títulos tan comerciales como la cuarta entrega de Indiana Jones, un nuevo episodio de Batman (The Dark Knight), la adaptación al cine del musical Mamma Mia! o el salto a la gran pantalla de Sexo en Nueva York.

A un año vista siempre es absurdo hacer una quiniela, pero es razonable imaginar que la nueva película del último clásico americano, Clint Eastwood, The Changeling, reclamará la atención de los premios. Protagonizada por Angelina Jolie (finalmente olvidada este pasado año por los Oscar) y John Malkovich. Ambientada en los años veinte y basada en hechos reales, narra la historia de una mujer cuyo hijo ha sido secuestrado y que cuando le recupera descubre que ese niño no es el suyo. Averiguar lo que ha pasado le abre la puerta a un sucio entramado de corrupción policial. Puede ser una buena ocasión para Jolie para su segunda estatuilla.

Pero también una magnífica oportunidad para que al fin Julianne Moore gane un Oscar. Protagoniza Blindness, la adaptación que ha realizado el brasileño Fernando Meirelles de la novela de José Saramago Ensayo sobre la ceguera. El proyecto es arriesgadísimo, pero si da en el clavo el resultado puede ser absolutamente turbador. También de una conocida novela de F. Scott Fitzgerald parte David Fincher en The Curious Case of Benjamin Button que marcará el reencuentro entre Brad Pitt y Cate Blanchett después de Babel. Eric Roth, uno de los mejores guionistas en activo, ha sido el encargado de la adaptación de esta historia sobre un hombre que, extrañamente, empieza a rejuvenecer.

Australia
Otro regreso es el de Nicole Kidman a las órdenes de Baz Luhrmann, que no se encuentran desde Moulin Rouge. A ellos se une el también australiano Hugh Jackman para la epopeya Australia. El tercer reencuentro es el de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en Revolutionary Road la nueva película Sam Mendes, que anda a la búsqueda desesperada de un éxito a la altura de American Beauty. También parte de una novela, ésta de Richard Yates, y narra los desvelos de un matrimonio de Connecticut para sobrevivir en los años cincuenta. DiCaprio –uno de los actores a los que la Academia empieza a deber un Oscar- lidera también el reparto de Body of Lies, de Ridley Scout. Escrita por William Monahan, narra la historia de un periodista herido en Irak y reclutado luego por la CIA para atrapar al líder de Al Qaeda en Jordania.

Miracle at St. Anna
En otra guerra, en la Segunda Guerra Mundial, está ambientado el regreso de Spike Lee a Hollywood: Miracle at St. Anna narra las vicisitudes de dos soldados que se quedan atrapados en un pueblecito de la Toscana. En la misma época, pero en Bielorrusia, transcurre Defiance, de ese director que todavía no ha logrado su película redonda que es Edward Zwick: tres hermanos judíos huyen de la Polonia ocupada para unirse a la Resistencia rusa. Y si dejar esta contienda no hay que olvidarse de una de las cintas más anticipadas del año: Valkyrie, de Bryan Singer, en la que Tom Cruise interpreta al alto mando nazi que planeó matar a Hitler. En la Alemania de posguerra, en cambio, transcurre The Reader, dirigida por Stphen Daldry (Billy Elliot) y protagonizada por Kate Winslet y Ralph Fiennes sobre un juicio a criminales nazis.

Frost/Nixon
Muy a tener en cuenta para el Oscar de interpretación es Frost/Nixon) en la que Frank Lagella y Michael Sheen reconstruyen las entrevistas que el periodista David Frost hizo al presidente Nixon sobre el Watergate. Este texto ha sido uno de los mayores éxitos recientes de Broadway y su versión cinematográfica ha sido dirigida por Ron Howard. Y sin dejar la política, Steven Soderbergh estrena (Guerrilla en la que Benicio del Toro interpreta al Che Guevara en su viaje a Nueva York para hablar ante la Asamblea de Naciones Unidas. Y Gus Van Sant Milk, una cinta sobre el asesinato de Harevy Milk, el primer gay elegido en unas elecciones en EE UU al que da vida Sean Penn.

The Dark Knight
En el apartado de blockbusters pero con posibilidades en los Oscar hay que empezar, claro, por la Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. No competirá por mejor película, pero la música de John Williams, la fotografía de Janusz Kaminski o los efectos de ILM serán grandes contendientes. Quizá más alto apunte The Dark Knight, el segundo Batman de Christopher Nolan pero, sobre todo, la película póstuma de Heath Ledger. Se le puede considerar desde ya el gran favorito al premio al mejor actor de reparto por su visión de Jocker. Y, aunque sus posibilidades son inciertas, también es conveniente recordar los estrenos de Mamma Mia! (posiblemente suponga una nueva nominación para Meryl Streep) y Sexo en Nueva York (pueden anotarla para el apartado de mejor vestuario).

Vicky Cristina Barcelona
Aunque las comedias no suelen tener muy buena acogida en los Oscar, habrá que estar atentos a ver cómo resulta Vicky Cristina Barcelona, la película de Woody Allen rodada en España; y también el divertimento de los Coen Burn After Reading.

En el apartado de animación, la más esperada es Wall·E, la nueva de Pixar, aunque Disney también tiene Bolt, una cinta en 3D. Aunque la que puede poner en juego la hegemonía de la casa es Coraline, de Andrew Selick, el director de Pesadilla antes de Navidad, que estrenará este cuento realizado también en stop-motion.

> Todas las películas más esperadas de 2008