Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El presidente de la Academia de Cine de Hollywood, Sid Ganis, ha asegurado de que se están "quedando sin tiempo" para organizar los Oscar. Esta advertencia llega un día antes de la fecha en al que se espera que se anuncie el acuerdo entre productores y guionistas que ponga fin a la huelga que ha paralizado a la industria del cine. De no producirse este anuncio o si el sindicato no otorga una dispensa a la Academia antes del lunes, la ceremonia de los Oscar se reducirá a una sucesión de vídeos y enlatados.

Ganis, en una entrevista condedida a Daily Variety, asegura que "es una cuestión de logística. Tenemos nominados y potenciales presentadores que viven en todas partes del mundo. Estoy nervioso. Estamos llegando a los últimos minutos: necesitamos hacer planes".

"Hemos solicitado varias veces una dispensa [de la huelga] o una tregua de un día para seguir adelante", dice. La última solicitud la hicieron el pasado lunes. Los presentantes del sindicato de guionistas (WGA) contestaron a la Academia que le darán su respuesta en algún momento de la próxima semana. Ganis asegura que comprende las sensibilidades de los sindicatos pero advierte de que la semana que viene será demasiado tarde para un espectáculo muy complejo.

La lógica hace pensar que, dado que el sindicato ha concedido permiso a sus afiliados para trabajar para la ceremonia de los Premios Grammy, también lo conceda para los Oscar. Pero no hay nada firme. Ganis no pierde la esperanza después de que todos los guionistas candidatos a los Oscar acudieran e pasado lunes al almuerzo que reunió a todos los nominados.

El presidente de la Academia ha recordado a la publicación que tienen previstos dos espectáculos: uno, el de siempre; otro, una ceremonia a base de vídeos de los candidatos y enlatados de otros años.