Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
La revista Entertainment Weekly ha convocado a 7.000 trabajadores de la industria de Hollywood a volver a votar los Oscar de ediciones pasadas, según cuenta Anne Thompson en Variety. Esta iniciativa, que a buen seguro levanta ampollas en a Ac...

La revista Entertainment Weekly ha convocado a 7.000 trabajadores de la industria de Hollywood a volver a votar los Oscar de ediciones pasadas, según cuenta Anne Thompson en Variety. Esta iniciativa, que a buen seguro levanta ampollas en a Academia, pretenden comprobar si los galardonados con la estatuilla aguantan bien el paso del tiempo. Las papeletas son anónima y se van a tabular a principios de enero. Se trata de la mayor encuesta de estas características de la historia.

Papeleta de votación de 'EW'La polémica está servida porque, más allá de la explicación oficial de EW, las declaraciones de su director, Sean Smith, apuntan a que lo que pregunta la encuesta es : “Si le quitas todo, las campañas, el momento concreto y lo dejas en los puros términos de calidad de las películas y de las interpretaciones, ¿se eligieron las películas adecuadas?”. Es decir, EW está quiere revisar la historia de los Oscar. Y eso a la Academia no le va a gustar nada.

La institución ya tuvo que lidiar con una encuesta realizada hace unos años por el Wall Street Journal a varios miembros de la Academia pocos días antes de los Oscar para tratar de adelantar los ganadores. Pero esto es harina de otro costal, una publicación que, con 7.000 papeletas de otros tantos profesionales, pone en tela de juicio a los galardonados con la mítica estatuilla.

La votación no abarca todos los años ni todas las categorías. Sólo se incluyen los cinco nominados en los seis apartados que consideran principales (película, director y los cuatro actores) y se refieren a cinco años: 2003, 1998, 1993, 1988 y 1983.

Y hay una diferencia fundamental con los Oscar: la revista ha llamado a votar a todos los ganadores y nominados a un Oscar (previsiblemente, todos miembros de la Academia), pero también a todos los que han participado en películas que han ingresado más de 100 millones de dólares, lo que abre el abanico a ejecutivos, productores, publicista y agentes, ninguno de los cuales puede ser miembro de la Academia. Con ello, como reconoce la propia revista, se rebaja la edad de los votantes.

¿Ganará esta vez Mystic River a El señor de los anillos: El retorno del rey? ¿Shakespeare in Love mantendrá el título frente a Salvar al soldado Ryan? ¿Tom Hanks seguirá siendo mejor actor por Philadelphia frente a Liam Neeson, Daniel Day Lewis y Anthony Hopkins? Ése es el riesgo de esta encuesta: querer corregir lo que ya es historia.