Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
La película de Jaime Rosales La soledad se ha alzado como la pequeña ganadora de los Premios Goya al lograr las tres estatuillas a las que aspiraba: mejor película, director y actor revelación. El orfanato ha sido l...

Todos los premiados en los Goya 2007

La película de Jaime Rosales La soledad se ha alzado como la
pequeña ganadora de los Premios Goya al lograr las tres estatuillas a
las que aspiraba: mejor película, director y actor revelación. El orfanato
ha sido la vencedora numéricamente con siete galardones, entre ellos
mejor director revelación. La que partía como su gran rival, Las 13 rosas, sólo ha logrado cuatro. Maribel Verdú se ha llevado el Goya a la mejor actriz y Alberto San Juan el de mejor actor.

No está bonito echarse flores, pero en TÍO OSCAR ya vaticinamos en nuestra quiniela que La soledad sería la ganadora de estos premios: ninguna de las otras tres películas había reunido el suficiente respeto y apoyo crítico, y no sólo de la prensa sino también entre los profesionales. Y para rematar la faena, dos de esas cintas estaban empatadas en número de candidaturas. Dado su fugaz paso por las salas, posiblemente la mayor parte de los académicos hayan visto La soledad en DVD, un formato que no altera las bondades de un largometraje intimista y personal hasta sus últimas consecuencias.

El Goya para Maribel Verdú es, sobre todo, un acto de justicia. Ha tenido que aguardar hasta su ocasión para tener la estatuilla y eso que no partía en las mejores condiciones: su compañera de reparto y rival de candidatura, Blanca Portillo, tenía el aval de la Concha de Plata del Festival de San Sebastián. Tampoco debe sorprender la victoria de Alberto San Juan sobre Alfredo Landa: el segundo ya tenía un premio esta noche y competía por una cinta que pasó por las salas con más pena que gloria, mientras que el primero protagonza una de las películas españolas mejor acogidas del año.

Las sorpresas de los Goya no han estado tanto en su fallo final como en sus candidaturas. ¿Cómo puede La soledad ser la mejor película del año si ni siquiera ha competido por el mejor guión, las mejores actrices, el mejor montaje…, elementos todos fundamentales para el éxito global de un largometraje? Una vez más, creemos que los Premios de la Academia necesitan una profunda revisión que vaya desde su reglamentación hasta el proceso de votaciones y que permita que recuperen el prestigio que corresponde a unos galardones que deben encarnar lo mejor del cine español.

> GALERÍA: La noche del cine español
> DIRECTO: Lea la retransmisión de la ceremonia
> Lista completa de los premiados