Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La silla de Fernando

El ex director de informativos de TVE Alfredo Urdaci ha acusado de irregular la candidatura al Goya al mejor documental La silla de Fernando, de Luis Alegre y David Trueba, gran favorito de la categoría. Urdaci asegura en las páginas de La Gaceta de los Negocios que la película ha sido estrenada fuera de plazo y que un “numeroso grupo” de académicos “no están dispuestos a dejar pasar el trato de favor”.

Bajo el titular “Los Goya siembran la discordia” Urdaci quiere atizar las brasas de enfrentamientos intestinos en la Academia de Cine que habían quedado atrás. En el texto asegura que “las irregularidades y la arbitrariedad en algunas candidaturas han provocado la reacción de un numeroso grupo de profesionales”, aunque no indica cuántos o quiénes forman ese grupo. Tampoco adelanta qué medidas van a tomar, aunque asegura que “el próximo 13 de enero está convocada la junta directiva, y en esa reunión se pondrán sobre la mesa algunas de las cartas de un juego limpio”.

En particular, Urdaci carga contra los candidatos al premio al mejor documental de los que dice que sólo uno “cumple los requisitos”. “El caso más clamoroso”, continúa, “es el de La silla de Fernando”, que recorre la vida de Fernando Fernán-Gómez a través de una larga entrevista con el actor. Urdaci basa su afirmación, en primer lugar, en que “en la ficha que figura en la base de datos del Ministerio de Cultura se clasifica como película de nacionalidad extranjera”. Ese extremo no ha podido ser confirmado por TÍO OSCAR ya que esta mañana en la base de datos referida figura “Nacionalidad: Española”. En cualquier caso, este documental no puede ser extranjero pues ha sido realizado y producido íntegramente en España, por la empresa Buenavida S.L. Además, el equipo técnico de la película está integrado mayoritariamente por jóvenes actores españoles que trabajaron como cámaras o iluminadores en la filmación.

Lista de películas

Además, afirma que “el 27 de diciembre, al pedir a Cultura el listado de películas calificadas, La silla de Fernando no existía. Si hoy usted pide datos a la misma base, verá que figura como inscrita en 29 de noviembre de 2006, es decir, un día antes de que termine el plazo [para competir en los Goya hay que estrenar comercialmente antes del 30 de noviembre]. Alguien ha manipulado los registros y ha inscrito la cinta con fechas anterior para incluirla en el reparto de los Goya de este año”.

Dejando de un lado la acusación de manipulación contra Cultura, esta línea argumental parte de un grave error de base. La lista de películas que reúnen las condiciones para competir en los Goya no la elabora (ni la reparte) el Ministerio, sino la Academia de Cine. A través de su gabinete de prensa, la Academia distribuyó el 13 de diciembre la relación de los títulos que reunían todos los requisitos para la competición. En el apartado de documentales figura La silla de Fernando, los otros tres nominados y 34 largometrajes más.

Estreno en plazo

Además, Urdaci evita mencionar en su denuncia la fecha de estreno de la película. En efecto, La silla de Fernando estuvo a punto de no poder competir en los Goya porque su estreno no estaba previsto inicialmente hasta el 1 de diciembre, es decir, un día más tarde de lo exigido por la Academia. Sin embargo, el grupo empresarial al que pertenece la distribuidora de la película, Alta Classics, le hizo un hueco en una de las salas de su Cine Princesa de Madrid a partir del día 29 de noviembre, justo a tiempo para entrar en la competición.

Este tipo de maniobras, además de totalmente lícito, es habitual tanto en los Goya, como en los Oscar y en cualquier otro premio de este tipo. De hecho, en EE UU es muy frecuente que una película que se estrena en todo el país en enero se proyecte desde finales de diciembre en algún cine de Los Ángeles para así poder competir por los Premios de la Academia.