Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La primera película de Carla Simón, Estiu 1993 (Verano 1993), ha sido elegida por la Academia de Cine para representar a España en la competición por el Oscar a la mejor película de lengua extranjera en 2018. La cinta ha sido escogida entre una terna de finalistas que completaban Abracadabra, de Pablo Berger; y 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo.

Verano 1993 fue presentada en la Berlinale donde ganó el premio a la mejor ópera prima. En España debutó en el Festival de Málaga donde deslumbró a la crítica y logró la Biznaga de Oro a la mejor película y el premio de la prensa Feroz Puerta Oscura.

En la carrera hacia el Oscar, la cinta de Carla Simón afronta un gran desafío. Hace más de una década que ninguna representante española ha logrado estar entre las cinco nominadas ni tan siquiera superado el corte intermedio que criba las casi 80 cintas de todos los rincones del planeta para reducir la lista de aspirantes a nueve. La última producción española que logró la nominación -y además ganó la estatuilla- fue Mar adentro, de Alejandro Amenábar, en 2004.

El siguiente paso del camino hacia el Oscar es meramente formal: el trámite de la aceptación de la propuesta española por parte de la Academia de Hollywood, que publicará una lista oficial de contendientes a mediados de octubre. Pero en enero, Verano 1993 se enfrentará al gran corte, en el que los aproximadamente 90 títulos candidatos se reducirán a nueve semifinalistas, entre las que después se elegirán las cinco nominadas al Oscar.

España ha sido nominada al Oscar 19 veces. La estatuilla ha llegado en cuatro ocasiones: Volver a empezar (José Luis Garci, 1982), Belle Epoque (Fernando Trueba, 1993), Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999) y Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004).