Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

20100622bEn EE.UU. se estrenaban este fin de semana dos películas que se preveían como grandes taquillazos. Mientras que Jonah Hex no ha estado a la altura de las expectativas creadas por la popularidad del cómic en el que se basa y su reparto, Toy Story 3 se ha llevado de calle al público y se ha colocado por encima de todas las películas anteriores de Pixar en cuanto al fin de semana de estreno. La tercera parte de las aventuras de Woody, Buzz Lightyear y demás juguetes tiene contento a todo el mundo, crítica y público, y será fácil que supere al mayor éxito del estudio de animación hasta el momento que es Buscando a Nemo (2003); en este arranque ha recaudado más de 110.300.000 de dolares, más de la mitad de lo que costó. Si sigue así, es bastante probable que alcance los 440 millones que recaudó la película de animación que más dinero ha hecho hasta la fecha, que es Shrek 2 (Dreamworks, 2004).

La segunda de la lista es The Karate Kid, que en su segunda semana baja un 46,3%, y suma 29,8 millones de dólares, lo que hace un total de 107 millones, cifra que se acerca a los 150 millones pronosticados. Por mal que vaya fuera de EEUU (lo cual no es muy probable dada la popularidad de la película original), Sony se puede dar con un canto en los dientes. En la tercera posición tenemos a El equipo A, con 14,4 millones de dólares este fin de semana y un acumulado de 50,4 millones, que no llegan ni a la mitad de lo que costó, aunque el descenso del porcentaje de espectadores sea menor que en el caso de la anterior, probablemente debido a que se han añadido 9 salas a las del estreno. En el nº 4 se mantiene la comedia Todo sobre mi desmadre, con esa extraña pareja formada por Jonah Hill y el rockero Russell Brand; aunque el número de espectadores desciende un 38,6% en su tercera semana en cartel, con los 6,1 millones de dólares que ha recaudado en este fin de semana ya está dando beneficios.

La cuarta entrega del famoso ogro verde, Shrek, felices para siempre baja hasta la quinta posición en su quinta semana en salas y recauda 5,6 millones de dólares más, lo que hace un acumulado de 223 millones de dólares. Seguramente se deba a la gran competencia de Toy Story 3 en público objetivo y pantallas 3D. Prince of Persia: Las arenas del tiempo conserva su sexta posición en su cuarta semana en cartelera, con 5,5 millones de dólares más y un acumulado de 80,8 millones, que apenas superan un tercio de lo presupuestado.

Tenemos que bajar hasta el nº 7 para encontrar el segundo estreno del fin de semana, que es la mencionada Jonah Hex, protagonizado por Josh Brolin, Megan Fox y John Malkovich. Con 2.825 salas, sólo recauda 5,3 millones de dólares. La Warner tendrá que conformarse así con un previsible total de 16 millones de dólares, un tercio de lo que costó (47 millones), y eso si llega porque el personaje principal no es tan popular en otros países como en EEUU. Habrá que empezar a creer a las malas lenguas que dicen que Megan Fox es una especie de Rey Midas al revés, que arruina todo lo que toca.

Killers baja del número 5 al nº 8 en su tercera semana, con 5 millones de dólares más y un total de 39,3, malas noticias para Kutcher y Heigl. Iron Man 2 se mantiene en el nº 9 después de 7 semanas en cartel, con 2,8 millones más y un total de 304,2 millones. Y cierra el top ten Marmaduke, que, después de 21 días con 2,4 millones de dólares y un acumulado de 27,7 millones, apenas lleva recuperada la mitad de lo que costó.

20100622cEs precisamente la película del gran danés parlante la que se lleva el gato al agua este fin de semana en España, en el que hay una total ausencia de sorpresas. Con 325 copias y casi 115.000 espectadores, hace un total de 707 mil euros; si sigue así, es probable que llegue a los 2,1 millones de euros en nuestro país. Desplaza por tanto a Prince of Persia: Las arenas del tiempo hasta el número dos. La película de Jake Gyllenhaal ya la han visto más de 1.300.000 espectadores en nuestro país; este fin de semana ha recaudado 580 mil euros, lo cual hace un acumulado de más de 8 millones de euros en cinco semanas. Este fin de semana se estrenaba en nuestro país la película que le valió el Oscar a Sandra Bullock este año, The Blind Side, y ahí está, en el nº 3. Se proyecta en 223 salas y ha llamado la atención de 84.922 espectadores, lo que hace un total de 543.864 euros. Habrá que ver cómo se mantiene, pero probablemente termine con 1,5 millones; recordemos que en EEUU recaudó casi 256 millones después de haber costado sólo 29.

En el cuarto puesto está la enésima versión de El retrato de Dorian Gray, que desciende un normal 38% la recaudación; este fin de semana recauda 471.876 euros, lo que hace un acumulado de 1.456.522 euros. Sexo en Nueva York 2, en el nº 5, pierde un 51% de espectadores en su tercer fin de semana, con un total de 3,46 millones de euros. Robin Hood baja dos puestos, hasta el nº 6, pero sigue interesando, y baja sólo un 40% respecto de la semana pasada y después de un mes y medio en cartel y un acumulado de 9,3 millones. En el nº 7 se sitúa Garfield y su pandilla, que quizá debido al estreno de Marmaduke, título de características similares, pierde en su segunda semana un 58 % de espectadores. Con los 178 mil  euros de este fin de semana hace un total en nuestro país de 686 mil euros. Detrás sigue situándose Disney con La última canción, que desciende un previsible 54% y suma 174 mil euros, haciendo un total de 1,2 millones tras tres semanas en cartelera.

En el nº 9 entra La venganza de Ira Vamp, que no es una posición demasiado elevada si tenemos en cuenta la intensa promoción que se ha hecho de la película de Florentino Fernández y Josema Yuste. En su arranque reúne a 27.000 espectadores, que se dejaron en taquilla un paupérrimo total de 166 mil euros. No es probable que vaya a mejor ni que haya efecto boca-oreja, por lo que terminará previsiblemente con una cifra inferior a 500 mil euros. Y para terminar, Legión, que en su cuarta semana desciende un 53% y recauda 137 mil euros, haciendo un acumulado de 2,3 millones.

Fuera del top ten, hay que reseñar el descalabro de Kick-Ass, que en su tercera semana desciende hasta el número 16 y pierde un 60% de espectadores respecto de la semana anterior.