Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
La actriz neoyorquina Jill Clayburgh murió ayer a los 66 años a causa de una leucemia diagnosticada hace más de veinte años. Clayburgh, una de las mejores actrices de su generación, tuvo una extensa y exitosa carrera en los escenarios de Broadway, y ...

2010116jillLa actriz neoyorquina Jill Clayburgh murió ayer a los 66 años a causa de una leucemia diagnosticada hace más de veinte años. Clayburgh, una de las mejores actrices de su generación, tuvo una extensa y exitosa carrera en los escenarios de Broadway, y en la gran pantalla dio representaciones memorables, como en Una mujer descasada (Paul Mazursky, 1978), por la que recibió una nominación al Oscar y el premio a la mejor actriz en el festival de Cannes; en la polémica y preciosa La luna (Bernardo Bertolucci, 1979); o en Comenzar de nuevo (Alan J. Pakula, 1979), por la que consiguió su segunda nominación a los Oscar. También apareció en numerosas series como Ley y Orden, Nip/Tuck o Ally McBeal, donde interpretó a la madre de la protagonista en varios capítulos. Sus últimas apariciones han sido en la serie Sexy Money (2007-2009), en la que interpretaba a la matriarca Tish Darling, y en las películas, aún pedientes de estreno,  Love and Other Drugs (2010, dirigida por Edward Zwick, con Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway) y Bridesmaids (2011, dirigida por Paul Feig, con Jon Hamm y Rose Byrne).