Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Una de las categorías con competencia más reñida en estos Oscar es esta de mejor actor de reparto, con la que arrancamos nuestro repaso anual a los nominados categoría por categoría. Intérpretes de tres generaciones y de formación bien distinta, entre los cinco definen a la perfección lo que significa ser actor de reparto: solo con su buen hacer justifican su nominación y elevan el peso específico de las películas a las que representan. Aunque parece que Mahersala Ali es el nominado a batir, Sam Elliott y Richard E Grant han estado en boca de todos desde el principio de la carrera y Adam Driver y Sam Rockwell han ganado algo de pujanza en las últimas semanas.

Mahershala Ali por Green Book

Oscar
1 oscar, 2 nominaciones

  • Oscar al mejor actor de reparto por Moonlight (2017)

Otros premios del año

  • Globos de Oro: Mejor actor de reparto en una película
  • SAG: Mejor actor de reparto en una película
  • BAFTA: Mejor actor de reparto Otras nominaciones del año
  • Critics Choice: Mejor actor de reparto

Tras su tierno e impactante trabajo en Moonlight, Ali vuelve a estar en boca de todos gracias a su interpretación del pianista de jazz Don Shirley en su gira por el sur de EEUU, con un chófer racista y una guía (el “libro verde” del título) en la que se indican establecimientos que admiten negros. Y gracias a su talento y a su contención natural, lo que podía haber sido un personaje acartonado y caricaturesco se convierte en una persona real; un artista brillante incapaz de mostrar sus emociones o exponer su personalidad; un hombre que además está atrapado en el limbo creado entre el rechazo de los blancos por ser negro y el de la comunidad negra por haberse vendido a los blancos. Su increíble trabajo y la buena acogida de la película entre crítica, público y el resto de premios lo convierten en cabeza de categoría y en principal baza de Green Book en esta edición de los Oscar.

Adam Driver por Infiltrado en el kkKlan

Oscar Primera nominación Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: Mejor actor de reparto en una película
  • BAFTA: Mejor actor de reparto
  • Independent Spirit: Mejor actor de reparto
  • SAG: Mejor actor de reparto en una película

Adam Driver se está ganando a pulso un hueco entre los actores más apreciados de la actualidad, combinando proyectos grandes con películas más independientes y sobre todo entregando trabajos tan brillantes como la construcción del personaje de Flip Zimmerman, un policía judío que se infiltra en una célula del Ku Klux Klan. Flip es un personaje clave en la película, no sólo porque llega hasta donde su compañero Ron Stallworth no puede llegar por su color de piel, sino porque ayuda a revelar otros de los temas importantes de la película, como que el odio del KKK no se limitaba a los negros. Las acciones del Klan le afectan personalmente, pero él lleva su personaje hasta cotas muy altas como judío que está metido en un juego de disimulos muy peligroso y evita traicionarse a sí mismo, dando un giro perverso a Flip que es realmente delicioso. La carrera de premios hasta ahora no le ha favorecido. Y aunque este año no sea el que le traiga un Oscar, estamos seguro de que en un futuro lo conseguirá.

Sam Elliot por Ha nacido una estrella

Oscar
Primera nominación

Otros premios del año

  • NBR: Mejor actor de reparto

Otras nominaciones del año

  • Critics Choice: Mejor actor de reparto
  • SAG: Mejor actor de reparto en una película

Sam Elliott lleva tanto tiempo haciendo cine, tanto tiempo dando humanidad, presencia y carácter a personajes que pueden parecer mínimos, que parece mentira que se le vaya a conocer y reconocer ahora a nivel más masivo. Un tipo duro casi característico a lo largo de su carrera, el imponente Elliott da la medida de su talento como Bobby, hermano mayor de Jack (Bradley Cooper), en un personaje que sobre el papel podría parecer poco importante pero que él logra que trascienda, elevando la historia y dando una profundidad emocional que brilla por su ausencia en los momentos centrados en la pareja protagonista (y no a causa de la poca habilidad de Cooper). Hace además de Pepito Grillo de las esperanzas y sueños de Jack, le recuerda quién es y le sirve de ancla, y establece con el actor protagonista una química poderosa que se fortalece a lo largo de la película y permanece después de verla. Con el descenso de la película en las apuestas para los Oscar es difícil que se haga con el premio la noche del 24, pero la verdad es que no sería una decepción.

Richard E. Grant por ¿Podrás perdonarme algún día?

Oscar
Primera nominación

Otros premios del año

  • Boston Society of Film Critics: Mejor actor de reparto
  • New York Film Critics’ Circle: Mejor actor de reparto

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor actor de reparto
  • Critics Choice: Mejor actor de reparto
  • Independent Spirit: Mejor actor de reparto
  • National Society of Film Critics: Mejor actor de reparto
  • SAG: Mejor actor de reparto en una película

La escuela británica siempre asoma la patita de alguna manera entre los nominados a los Oscar en las categorías de interpretación. Este año esa presencia es generosa y también es testigo de lo valioso que las islas aportan en tiempos del Brexit y del aislamiento internacional que supone. En ¿Podrás perdonarme algún día? Richard E. Grant es Jack Hock, el compañero de borracheras y de mezquindad de la estafadora Lee Israel, que le admira porque en medio de una gran melopea abrió un armario para orinar encima de unos abrigos de piel. Hock es un chulo y traficante con aires de grandeza y vestimenta extravagante, y muy preocupado por su decadencia física. La verdad es que es un gusto verle actuar. La pareja tragicómica que forma con Melissa McCarthy es robusta y su trabajo lleno de matices hace que la película funcione más allá de lo esperable, aunque debido a la poca atención que ¿Podrás perdonarme algún día? ha recibido en el resto de premios es difícil que se imponga a sus compañeros de categoría.

Sam Rockwell por El vicio del poder

Oscar
1 oscar, 2 nominaciones

  • Mejor actor de reparto por Tres carteles a las afueras (2018)

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: Mejor actor de reparto en una película
  • BAFTA: Mejor actor de reparto

Puede que una de las razones para que Sam Rockwell figure  entre los nominados este año sea por inercia de la nominación de su compañero Christian Bale en esto de la caracterización y las interpretaciones protésicas, pero lo cierto es que su George W. Bush refleja su encanto y su naturalidad, y añade esa ingenuidad y esas pocas luces para enfatizar el carácter avieso del protagonista Cheney y su particular Lady Macbeth (Amy Adams), que son los que se hacen con la película con pleno derecho. No es extraño que un actor sea nominado en una misma categoría en dos ediciones consecutivas, pero sí que lo gane, por lo que es difícil que Rockwell repita camino al escenario.

Ganará: Mahersala Ali por Green Book
Debería ganar: Adam Driver por Infiltrado en el kkKlan
Molaría que ganase: Richard E. Grant por ¿Podrás perdonarme algún día?