Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El afrofuturismo de Black Panther se enfrenta a cuatro producciones de época tan detallistas como deslumbrantes: el amplio barroquismo de La favorita, el la carrera espacial de First Man, el Londres soñado de El regreso de Mary Poppins y la recreación de la Ciudad de México en los 70 de Roma.

Black Panther

Hannah Beachler (diseño de producción) y Jay Hart (decorados)

Oscar
Hannah Beachler: Primera nominación

Jay Hart: 3 nominaciones

  • Nominado a mejor dirección artística y decorados por L.A. Confidential (1998)
  • Nominado a mejor dirección artística y decorados por Pleasantville (1999)

Otros premios del año

  • Critics’ Choice: Mejor diseño de producción
  • Críticos de Los Ángeles: Mejor diseño de producción

Otras nominaciones del año

  • Art Directors Guild: Mejor diseño de producción de una película de fantasía

Black Panther ofrecía la posibilidad a Hannah Beachler, que ha participado en todas las películas de Ryan Coogler, de imaginar cómo se hubiera desarrollado una sociedad puramente africana, sin influencia del exterior. Para ello empezó documentándose sobre el universo Marvel y lo que proponía en concreto sobre Wakanda y el mundo de Black Panther. Para ello contó con un guía de excepción: su propio hijo, gran aficionado a los cómics. Para la recreación de las localizaciones, Beachler partió de un amplio trabajo de campo durante casi un mes en Sudáfrica, del que surgió una biblia de unas 500 páginas. Los sets se construyeron en Atlanta, muchos de ellos de grandes dimensiones como el de las cataratas, de más de 9 metros de alto y que contenía 700 metros cúbicos de espuma. Pero la película no sólo transcurre en Wakanda, sino también en Londres o Corea, de la que se construyó una réplica de un mercado de pescado de Busán. Un trabajo notable que lucha contra el handicap de la ciencia ficción en unos premios que suelen inclinarse por las producción de época.

La favorita

Fiona Crombie (diseño de producción) y Alice Felton (decorados)

Oscar
Primera nominación en ambos casos

Otros premios del año

  • BIFA: Mejor diseño de producción

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor diseño de producción
  • Art Directors Guild: Mejor diseño de producción de una película de época
  • Critics’ Choice: Mejor diseño de producción

Fiona Crombie y Alice Felton ya habían trabajado juntas en el Macbeth de Justin Kurzel. Para La favorita partían con la libertad creativa de que la película, por su tono y su planteamiento, podía permitirse anacronismos aunque finalmente el trabajo es radicalmente fiel a las artes decorativas inglesas del siglo XVIII. Pese a estar rodada en una localización como Hatfield House, cerca de Londres (una propiedad que ya hemos visto en producciones como Wonder Woman, Batmana o The Crown), Crombie hizo vaciar prácticamente las estancias: se retiró prácticamente todo el mobiliario original y las cortinas y en su lugar se levantaron paneles extra, puertas secretas y se hicieron añadidos. Para que no se notara la diferencia entre las partes originales y el decorado, se replicaron frisos o se replicaron losas del suelo. La paleta de colores, previamente pactada con el departamento de vestuario, es estricta: negro y blanco en los suelos, madera oscura en los muebles y oro, mucho oro. Todos los muebles y tejidos que se añadieron son dorados para evitar la sensación de caos en el conjunto. Y pese a lo recargado del estilo, lo cierto es que los espacios tiene muy pocos elementos, como ese pasillo jalonado de ventanales en el que transcurre una parte importante de la acción.

First Man (El primer hombre)

Nathan Crowley (diseño de producción) y Kathy Lucas (decorados)

Oscar
Nathan Crowley: 5 nominaciones

  • Nominación a mejor dirección artística por El truco final (El prestigio) (2006)
  • Nominación a mejor dirección artística por El caballero oscuro (2008)
  • Nominación a mejor diseño de producción por Interstellar (2014)
  • Nominación a mejor diseño de producción por Dunkerque (2018)

Kathy Lucas: primera nominación

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor diseño de producción
  • Art Directors Guild: Mejor diseño de producción de una película de época
  • Critics’ Choice: Mejor diseño de producción

Nathan Crowley es ya un veterano del diseño de producción. Colaborador habitual de Christopher Nolan, ya tuvo la oportunidad de recrear el mundo de las naves espaciales en Interstellar, pero en esta ocasión no se trata de una cinta de ciencia ficción sino de un biopic. Por ello, antes de las naves, está la recreación de los espacios íntimos: la cocina, el salón, el dormitorio del protagonista y su familia. La NASA, con sus oficinas, salas de entrenamiento y lanzaderas. Los cohetes y sus angostos espacios, los tornillos que ensamblan sus piezas y la escueta tecnología que los dotaba. Y quizá lo más lucido y celebrado de su trabajo: la recreación del paisaje lunar en el que Neil Armstrong y su equipo pusieron el pie en aquel 21 de julio de 1969. La cápsula del Apolo 11 está hecha a base de piezas impresas en 3D. Hicieron falta 18 impresoras trabajando sin parar durante seis meses. El rodaje se hizo en una cantera de color gris a las afueras de Atlanta. Se esculpieron 20.000 metros cuadrados para recrear el lugar del alunizaje. Una pena que la película no haya logrado un espacio más destacado entre los nominados para que pudiera defender esta categoría con mejores armas.

El regreso de Mary Poppins

John Myhre (diseño de producción) y Gordon Sim (decorados)

Oscar
John Myhre: 2 oscar, 6 nominaciones

  • Nominado a la mejor dirección artística y diseño de decorados por Elizabeth (1999)
  • Oscar a la mejor dirección artística y diseño de decorados por Chicago (2003)
  • Oscar a la mejor dirección artística por Memorias de una geisha (2006)
  • Nominado a la mejor dirección artística por Dreamgirls (2007)
  • Nominado a la mejor dirección artística por Nine (2009)

Gordon Sim: 1 oscar, 3 nominaciones

  • Oscar a la mejor dirección artística y diseño de decorados por Chicago (2003)
  • Nominado a la mejor dirección artística por Nine (2009)

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor diseño de producción
  • Art Directors Guild: Mejor diseño de producción en una película de fantasía
  • Critics’ Choice: Mejor diseño de producción

John Myhre es el diseñador de producción de cabecera de Rob Marshall. Para la nueva Mary Poppins el desafío era captar la esencia de la cinta original pero al mismo tiempo trazar su propia identidad. Para ello, la clave fue situar la acción 20 años más tarde, en los años 30, la época en la que en realidad se desarrollan los libros de P. L. Travers. La recreación de Londres está hecha con el cariño de un buen anglófilo, a base de la reproducción de los elementos más emblemáticos como Buckingham, St. Paul’s o el Big Ben junto a un batibullio de sets inspirados en localizaciones reales. La casa de la familia Banks en el 17 de Cherry Tree Lane es una réplica exterior pero reimaginada por dentro a base de mobiliario de anticuarios de todo el sur de Inglaterra. Se construyeron en total 50 sets, de los cuales el más complejo resultó la tienda de la tía Topsy, ese mundo al revés en el que todo estaba colocado desafiando la ley de la gravedad. Un trabajo notable que bien merecería la estatuilla.

Roma

Eugenio Caballero (diseño de producción) y Bárbara Enríquez (decorados)

Oscar
Eugenio Caballero: 1 oscar, 2 nominaciones

  • Oscar a la mejor dirección artística por El laberinto del fauno (2006)

Bárbara Enríquez: primera nominación

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor diseño de producción
  • Art Directors Guild: Mejor diseño de producción de una película de época
  • Critics’ Choice: Mejor diseño de producción

La recreación de la Ciudad de México en los años 70 que ofrece Roma es sencillamente deslumbrante. Eugenio Caballero, habituado a trabajar en cine de tintes fantásticos como El laberinto del fauno o Un monstruo viene a verme, ha tenido aquí el reto de reconstruir el espacio familiar y las memorias de Alfonso Cuarón en una ciudad que ha cambiado drásticamente desde entonces, en gran medida por el devastador terremoto de 1985. Algunas de las localizaciones reales que se pueden ver en la cinta es el cruce de la matanza de Corpus Christi donde se reconstruyó la tienda de muebles que existía allí, o la calle Tepeji, donde se ubica la casa familiar, en la que recubrieron muchas fachadas para recuperar el aspecto de la época. La impresionante secuencia que recorre las avenidas Insurgentes y Baja California es en cambio un inmenso set de 200 metros de largo y dos manzanas completas. Pero el set más complejo es la propia casa, que en lugar de rodarse en la original, se recreó en otra a punto de ser demolida y se modificó su estructura a base de paredes móviles que permitían al equipo técnico trabajar con relativa comodidad. La icónica azotea, en cambio, tras un casting de más de 200 espacios, es resultado del CGI pues finalmente fue la única forma de recrear el paisaje urbano de aquel momento. Un trabajo épico y detallista que debería ser el ganador de la noche.
Ganará: Eugenio Caballero (diseño de producción) y Bárbara Enríquez (decorados) por Roma
Debería ganar: Eugenio Caballero (diseño de producción) y Bárbara Enríquez (decorados) por Roma
Molaría que ganase: Nathan Crowley (diseño de producción) y Kathy Lucas (decorados) por First Man