Los Emmy suelen aprovechar la categoría de mejor reparto para premiar a series de un corte distinto a la que suele ganar el premio gordo de la noche. Por esto, si echamos la vista atrás a los últimos cinco años, solamente una vez ha coincidio este premio con el de mejor serie de comedia. En 2010 ganó Modern Family, llevándose también el premio a la mejor serie, y desde entonces han ganado Glee, Girls, Rockefeller Plaza y Orange is the New Black, pero ninguna venció a Modern Family a la hora de la verdad.

Louie

louie_int
Segunda nominación consecutiva de Louie en esta categoría gracias a su quinta temporada. Esta serie conseguía en 2011 su primeras dos nominaciones en los Emmy -mejor actor en comedia y mejor guión en comedia-, y desde entonces, año a año, ha ido sumando nominaciones, igualando este año su máximo de 2013, un total de seis candidaturas. Los Emmy le han ido cogiendo cariño a Louie año tras año y parece que cada vez están más dispuestos a reconocer a uno de los reyes de la stand-up comedy americana, sin embargo, se ha tenido que conformar con dos premios secundarios por ahora: mejor actriz invitada en 2013 y mejor guión en comedia en 2014. Si siguen a premio por año, el de mejor reparto sería una buena opción, aunque el hecho de que no se trate de una serie demasiado coral le resta posibilidades.

 

Modern Family

ModernFamily_int

Todo parece indicar que este año será el de la inevitable derrota de Modern Family. Tenía que llegar en algún momento, la serie de Steven Levitan y Christopher Lloyd, que ya es una de las mejores comedias que nos ha dado la televisión norteamericana, no podía ser incombustible en cuanto a premios se refiere y, por primera vez, parece ser vulnerable en casi todas las categorías. Incluyendo la de mejor reparto, un premio que solamente ha ganado una vez pero que le viene como anillo al dedo: un reparto coral, en el que todo el mundo está espléndido y que supone uno de los mayores aciertos de casting de los últimos años. Si Modern Family se tiene que conformar con algún premio minoritario, bien podría ser este.

 

Transparent

Transparent_int

Una de las series revelación del año y candidata a llevarse el premio gordo de la noche, Transparent opta a un total de 7 Emmys, incluyendo los de mejor comedia, mejor actor protagonista, mejor actriz secundaria y mejor guión. Cumple varios requisitos para llevarse este premio: es una serie notablemente coral -cuenta las idas y venidas de una familia disfuncional-, todo el reparto se encuentra en estado de gracia y, además, es lo suficientemente atrevida como para ser también candidata a perder el premio gordo contra una candidata más tradicional como pueden ser Veep o Modern Family. Transparent sigue la estela de Girls o de Orange is the new black, por lo que puede que tenga que conformarse, como ellas, con premios de consolación.

Unbreakable Kimmy Schmidt

kimmy-schmidt

Una comedia salida de la cabeza de Tina Fey, creadora de Rockefeller Plaza y una de las reinas más incontestables de la comedia norteamericana es, como poco, sinónimo de éxito. Tiene solamente una nominación menos que Transparent, con un total de seis, y se incluyen las de mejor comedia, mejor actor secundario, mejor actriz secundaria y mejor actor y actriz invitados. Su gran baza a la hora de pelear en esta categoría es, precisamente, la calidad de su elenco. Aunque su protagonista, Ellie Kemper, no ha conseguido nominación, sí lo han hecho grandes nombres de la televisión como Tina Fey, Jon Hamm o Jane Krakowski. En cualquier caso, todo parece indicar que en la pelea particular entre Transparent y Kimmy Schmidt, la segunda tiene las de perder.

 

Veep

veep_int

La reputación de Veep en lo que a premios se refiere ha ido en aumento con el paso de los años. De sumar tres nominaciones y un premio en 2012 por su primera temporada (Ganó Julia Louis-Dreyfus el Emmy a la mejor actriz protagonista en comedia), acumula un total de ocho nominaciones este año. Está nominada en prácticamente todas las categorías grandes en cuanto a comedia se refiere y no sería ninguna sorpresa que termine la noche sucediendo a Modern Family. Tres de sus ocho nominaciones han caido en sus actores, menos que en el caso de Kimmy Schmidt pero más que la propia Modern Family. Aunque si los votantes deciden dejar este premio para una serie con menos posibilidades en los premios gordos, como suele ocurrir, lo perderá.

Ganará: Transparent
Debería ganar: Modern Family