Aunque estén nominadas las mismas (una más, una menos) que en el resto de categorías, parece que en las técnico-artísiticas tiene más sentido que aparezcan estas cuatro películas. Las cuatro son fabulosos ejemplos de los diferentes tipos de maquillaje y peluquería que pueden hacerse, a veces (y como se puede ver en dos de las películas nominadas) incluso dentro de una misma película.

GOYATLÓN 2010: Maquillaje

José Quetglas, Pedro Rodríguez ‘Pedrati’ y Nieves Sánchez por Balada triste de trompeta

El conjunto que forman maquillaje, peluquería y vestuario en Balada triste de trompeta es sin duda uno de sus puntos fuertes. El estudio de personajes y su definición se apoya en unas caracterizaciones que tienen mucho de eso stricto sensu. Y es que el trabajo de los nominados por esta película es una fascinante mezcla de maquillaje y peluquería de época, teatral y de terror, que utiliza los tópicos circenses para desvirtuarlos en todos los sentidos posibles : unos payasos que resultan caricaturescos, patéticos y aterradores al mismo tiempo, y que hacia el final de la película parecen sacados de una de zombis;  una “heroína” que lleva la esquizofrenia pintada en el rostro; y un plantel de secundarios que, tanto en el caso de los militares como en el de los personajes del circo, refuerzan la coherencia estética y ofrecen un resultado magistral.

GOYATLÓN 2010: Maquillaje

Paco Rodríguez, Karmele Soler y Martín Trujillo por Lope

Afortunadamente, desde obras como Robin y Marian (Richard Lester, 1976) y Excalibur (John Boorman, 1981), cuando se habla de un pasado real o ficticio ya no se busca la idealización estilística en el diseño de los decorados y la caracterización de los personajes. El gran equipo de maquillaje y peluquería de Lope lo sabe, y ha incidido en un cuidado de la verosimilitud que al final deriva en unos tipos cuya clase social y oficio quedan perfectamente claros por el complemento y suplemento de un vestuario estudiadísimo tanto en las mujeres como en los hombres. Hablo del polvo, sudor y mugre en los dientes de los soldados que llevan caminando varios días bajo un sol de justicia, de las marcadas diferencias entre Elena Osorio (Pilar López de Ayala) e Isabel de Urbina (Leonor Watling), del acicalamiento de una alta sociedad que sólo se ocupa y preocupa por la poesía, y de los enfermos y pobres que pueblan las calles… Un trabajo muy acertado que bien pudiera llevarse el premio gordo.

GOYATLÓN 2010: Maquillaje

Satur Merino y Alma Casal por Pa negre

La posguerra y la miseria reflejada en los rostros, sobre todo en los de los niños, sin que parezca un dibujo de Carlos Jiménez, y que tampoco rehúye la violencia y la crueldad, dos rasgos cuyo tratamiento roza la perfección en personajes como el de Roger Casamajor, es el punto en el que se han esforzado más los nominados en esta categoría. Un aspecto visual que tiene el referente más inmediato en películas como El laberinto del fauno (trabajo, por cierto, de José Quetglás, por el que recibió el Goya en 2006) y que refuerza una fantástica fotografía naturalista.

GOYATLÓN 2010: Maquillaje

Paco Rodríguez y Karmele Soler por También la lluvia

Los artistas de maquillaje y peluquería de la película de Icíar Bollaín tuvieron triple trabajo. Por un lado, todo el estudio que conlleva el maquillaje de época en el caso de los fragmentos de la película que está rodando el equipo español en Bolivia, tanto de los conquistadores como de los indios que poblaban esas tierras. Por otro lado, trabajar los rostros de los habitantes de Cochabamba, que tienen que luchar por la subsistencia y algo tan básico como el agua en una zona del país que es conocida como “el granero” por su riqueza natural. Y además, habían de hacerlo con los mismos actores, con lo que se entiende la complejidad y el mérito de este ejercicio de cine dentro del cine.

Ganará: Lope

Debería ganar: Lope


Tu quiniela: