Kathryn Joosten

EMMY 2012: Mejor actriz cómica de reparto

Dos recién llegadas (Bialik y Wever) compiten este año por el Emmy a la mejor actriz cómica de reparto contra la ganadora del año pasado Julie Bowen, su compañera en Modern Family Sofía Vergara y la despedida de Kristen Wiig del Saturday Night Live. Pero ya sabemos cómo les gustan a los votantes los premios póstumos, así que la favorita parece ser Kathryn Joosten por la última temporada de Mujeres desesperadas.

Mayim Bialik por Big Bang

Mayim Bialik

Los que pasamos la adolescencia durante los 90 recordaremos a Blossom, aquella adolescente inteligente y algo estrafalaria con una amiga pesada y unos hermanos buenorros. Mayim Bialik dió vida al personaje durante cinco temporadas para después pasar una década dando tumbos en roles menores, con alguna aparición esporádica en series de prestigio como la de Larry David. Hasta que a Chuck Lorre se le ocurrió la brillante idea de ofrecer una partenaire femenina a su personaje estrella Sheldon, de Big Bang, hace dos años. En la cuarta temporada conocimos a Amy Farrah Fowler, la raruna neurobióloga, única persona en la faz de la Tierra que puede hablar a Sheldon de igual a igual pero que, a diferencia de él, sí se ve atraída por intereses más mundanos y sociales como salir… y el sexo. La actriz ha logrado crear un personaje realmente divertido y que ha logrado sacar a la serie de su estancamiento. El capítulo por el que la actriz compite por su primer Emmy, “The Shiny Trinket Maneuver” tiene sólo dos secuencias en las que sale ella, pero una de ellas (la de la tiara) es de las mejores de la temporada. No es probable que gane, pero es un agradable reconocimiento.

Julie Bowen por Modern Family

Julie Bowen

Bowen viene dispuesta a revalidar su Emmy del año pasado por interpretar a la exasperada Claire Dunphy en Modern Family. Aunque hay quien acusa a la serie de ofrecer más de lo mismo, su personaje ha tenido un arco de temporada muy entretenido, con sus aspiraciones a un puesto en el Ayuntamiento, recordando en ocasiones a otra gran comedia actual: Parks & Recreation. El capítulo que ha presentado, “Go, Bullfrogs!”, no forma parte de esa trama, sino que se centra en una salida nocturna con su hermano y sus amigos gays… y un masajista no tan gay. Bowen vuelve a mostrar aquí la esencia del personaje: mujer alienada y necesitada de momentos de escapismo pero que vuelve corriendo ante la llamada de su hijo, que no encuentra su aparato dental. Toda una madraza, pero que al final no puede evitar, como siempre, un divertido momento de humillación marca Dunphy. ¿Repetirá premio o los académicos decidirán premiar a otra de las candidatas?

Kathryn Joosten por Mujeres desesperadas

Kathryn Joosten

Joosten y su alter ego en Mujeres desesperadas, Karen McCluskey, terminaron viviendo vidas paralelas. Cuando a la actriz le diagnosticaron un cáncer, Marc Cherry decidió incluír esa misma enfermedad en la serie para no tener que prescindir de la vetereana intérprete. Premiada ya con dos Emmy como actriz invitada por este mismo personaje, en la primera y cuarta temporadas, los productores han decidido ascenderla a actriz de reparto en la despedida de la serie y este premio podría significar no sólo un homenaje a una gran actriz sino el único reconocimiento importante que podría recibir uno de los productos televisivos más importantes de la última década. Es una lástima que ni Marcia Cross ni Eva Longoria hayan conseguido acompañarla (pero ni siquiera fueron propuestas como candidatas) pero los fans de las “desesperadas” tendremos que conformarnos con este premio póstumo como recompensa a ocho años de gran televisión. La despedida de McCluskey en el capítulo final de la serie ha sido uno de los momentos más emotivos del año y, muy probablemente, su Emmy se convierta en el momento lacrimógeno de la ceremonia. ¿Será merecido? Seguramente, pero quizá haya otras actrices que lo merezcan más.

Sofía Vergara por Modern Family

Sofia Vergara

Gloria Pritchett con sus curvas y sus voces de colombiana coraje, madraza también pero menos insegura que Claire, consigue su tercera nominación consecutiva a un Emmy gracias a Modern Family. Por desgracia ella no ha tenido, como Claire, ninguna trama destacada a lo largo de esta tercera temporada, pero el capítulo que presenta, el penúltimo, “Tableau vivant”, saca de ella emociones que no habíamos visto hasta ahora: precisamente inseguridad y celos. Cuando descubre que Jay (Ed O’Neill) le cuenta sus cuitas a una vieja amiga camarera en lugar de a ella, sus dudas afloran. Y también aprende que, en pareja, hay críticas que es mejor callarse para mantener la estabilidad. Gloria arranca carcajadas como nadie y, en algún momento durante la carrera de la serie, debería alzarse con un Emmy. ¿Será ésta su ocasión o quizá lo reserven para la cuarta temporada, que apunta maneras después de ese cliffhanger con el que cerraron este año?

Merritt Wever por Nurse Jackie

Merritt Wever

La sorpresa en esta categoría este año viene por la inclusión de la joven Wever, peculiar actriz a la que ya habíamos visto en Studio 60 o en largometrajes importantes como Hacia rutas salvajesMichael Clayton. Dentro de lo irregular que es Nurse Jackie, Wever siempre destacó, desde la primera temporada, como la patosa y entrañable enfermera Zoey Barkow, el polo opuesto a Jackie (Edie Falco) en la profesión. Ella venía a ser un poco una mezcla de los personajes de Julianna Margulies y Noah Wyle al principio de Urgencias: los ojos a través de los cuales el espectador conoce un nuevo entorno. Los guionistas han sabido hacerla crecer, dándole un interés amoroso y, como en el capítulo propuesto, “One-armed Jacks”, ganas de independencia. Por eso el bailecito que se marca al final del capítulo, cuando se entera de que Jackie accede a compartir piso con ella, resulta adorable. Pero tememos que no es suficiente para alzarse con el premio este año.

Kristen Wiig por Saturday Night Live

Kristen Wiig

Esta es la cuarta (y última) nominación para Wiig como secundaria por su participación en el programa de sketches Saturday Night Live. Tras su éxito el verano pasado en las pantallas de cine de todo el mundo gracias a La boda de mi mejor amiga, la actriz ha decidido dar un giro a su carrera y abandonar el nido que la ha visto crecer durante 7 años. Su vis cómica está fuera de toda duda y, aunque compone algunos divertidísimos personajes recurrentes (la chica de las manos pequeña es de traca), ninguno tiene la profundidad suficiente como para competir al mismo nivel que los construídos por sus competidoras en sus series de ficción. Por eso en esta web nunca entendimos que se nomine el trabajo en unos sketches. El episodio que ha elegido, el último, el de su despedida, tiene gran emoción al final, cuando dice adios a todos sus compañeros, pero en esos momentos ella es la propia Wiig, no una de sus encarnaciones. ¿Se debe premiar a alguien por hacer de sí misma? Quizá por ese efecto despedida (y por el arrastre de La boda de mi mejor amiga, que ya le facilitó a Melissa McCarthy su Emmy el año pasado) podría hacerse con el premio… si no fuera porque este año hay otro adios más relevante y entrañable.

Ganará: Kathryn Joosten por Mujeres desesperadas
Debería ganar: Sofía Vergara por Modern Family