Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La competición del Oscar al mejor actor se ha convertido en un apasionante duelo entre la opción obvia -Mathew McConaughey- y la necesaria -Leonardo DiCaprio-. Para colmo, ambos actores no se han visto cara a cara en ningún otro gran premio: el los Globos iban en categorías distintas, en los BAFTA faltaba el primero, en los SAG el segundo. Pese al brutal cambio físico del protagonista de Dallas Buyers Club, nosotros apostamos por la sorpresa del nuevo muso de Scorsese, un premio largamente deseado por una parte de la industria, que tiene aquí una ocasión de oro para hacer justicia.

oscatlon2014actorprot1

Christian Bale por La gran estafa americana

Mucho tiene que agradecer Christian Bale a David O. Russell. Ya no solo su primera nominación y su primer Oscar, sino también ésta segunda nominación por La gran estafa americana, una película que, si bien a nivel de guión deja algo que desear, son los actores los que consiguen levantar el vuelo de este discutible entretenimiento, lo cual juega en claro favor para Bale, ya que es uno de los personajes que más tiempo pasa en pantalla. Juegan en su contra tres factores: su Oscar es demasiado cercano en el tiempo (solo tres años), ha sido el eterno nominado en esta temporada de premios, sin rascar ningún otro galardón; y compite con otros compañeros que sí que llegan a la gala con varios reconocimientos a sus espaldas. Quizá no sea el año de Christian Bale, pero sin duda podemos decir que David O. Russell es su ángel de la guarda. Pablo López

oscatlon2014actorprot2

Bruce Dern por Nebraska

A los 77 años y con más de medio siglo a sus espaldas en el mundo del cine, Bruce Dern supo al empezar el rodaje de Nebraska que por primera vez era el eje de una película. Había recibido el guión de Alexander Payne diez años antes y su respuesta al director fue una camioneta de juguete acompañada por una larga carta. Cuando, después de Los descendientes, el veterano actor recibió la llamada de Payne, se apresuró a dejar lo que estaba rodando para meterse en la piel de Woody, un hombre que comunica más con sus gestos que con las palabras. Si las emplea, su desnudez emociona -“I wanted the money so I could leave you a little something”- porque el guión de Bob Nelson está lleno de una verdad que Dern traduce desde un físico hecho a medida, apoyado por unos paisajes de una imperfección sobrecogedora y sin que la fijación que mueve a su personaje tape las interpretaciones de Will Forte y June Squibb, también nominada. ¿Y qué si esta carrera no va con él? El que fuera Tom Buchanan en la adaptación de 1974 de El gran Gatsby sabe lo que es perder un Oscar -lo hizo hace 36 años por El regreso– y que la Academia no se vuelva a fijar en él hasta 2014. El premio de su carta ya lo ha compartido con nosotros. Bernardo Pajares

oscatlon2014actorprot3

Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street

Han tenido que pasar 7 años para que la Academia de Hollywood volviese a nominar a Leonardo DiCaprio. Sus trabajos en Django desencadenado, J. Edgar o Revolutionary Road no parecieron suficientemente buenos a la Academia, pero este año (por fin) DiCaprio consigue su 4ª nominación a los Oscar tras haber sido nominado por ¿Quién ama a Gilbert Grape?, El Aviador y Diamantes de Sangre. Una vez más la pareja formada por el director Martin Scorsese y  Leonardo DiCaprio han conseguido, en El lobo de Wall Street, demostrar que ambos están en el mejor momento de su carrera. DiCaprio interpreta a Jordan Belfort  el ambicioso broker sin escrúpulos que logró un enorme éxito y fortuna cuando tenía poco más de veinte años como fundador de una agencia bursátil. La úlitma película de Scorsese rebosa energía, locura y exceso, donde DiCaprio realiza uno de los mejores, sino el mejor, de toda su carrera. DiCaprio no partía como favorito hasta que logró el Globo de Oro a Mejor actor protagonista en comedia, sin embargo poco a poco su nombre ha ido cobrando fuerza y su caso recuerda al de Meryl Streep en 2011: la actriz solo había ganado el Globo de Oro por su papel en La dama de hierro y finalmente logró el Oscar. Lo justo sería que DiCaprio consiguiese el Oscar tras una carrera cuya evolución quita el hipo, aunque ya se sabe que esto de los premios, a veces, no es para nada justo. Roberto Bra

oscatlon2014actorprot4

Chiwetel Ejiofor por 12 años de esclavitud

A pesar de su nombre casi impronunciable, Chiwetel Ejiofor era el favorito natural para estos Oscar. Con una sólida carrera a sus espaldas, es el sufrido protagonista del gran melodrama del año, también la favorita natural, que durante más de dos horas gira entorno al sufrimiento del personaje interpretado por Ejiofor: un hombre libre que, de la noche a la mañana -literalmente- se convierte en esclavo. Un ser humano sensible -músico-, cercano -cariñoso padre de familia- y honrado -dispuesto a aceptar un trabajo lejos de casa para alimentar a los suyos- que se ve no sólo desposeído sino cosificado. Ejiofor invita al espectador a realizar tan penoso viaje con él, le conmueve honestamente, sin necesidad de aspavientos ni alharacas. Pero, al igual que 12 años de esclavitud, las opciones de premio para Ejiofor se han ido debilitando según avanzaba la carrera, sin que el sempiterno discurso de la cuota afroamericana haya tenido éxito. El balón de oxígeno del BAFTA al mejor actor de la semana pasada llegó tarede, con las urnas de los Oscar ya cerradas. Puede que sea el preferido de los votantes ingleses de los Oscar, pero las sólidas aspiraciones de Matthew McConaughey y Leonardo DiCaprio no auguran nada bueno para Ejiofor.  Fernando de Luis-Orueta

oscatlon2014actorprot5

Matthew McConaughey por Dallas Buyers Club

Cuando comenzó la carrera por el Oscar al mejor actor protagonista, Chiwetel Ejiofor era el candidato favorito a la victoria final, pero poco a poco McConaughey ha ido robándole la cartera hasta que a menos de una semana de la entrega el actor nacido en Texas es el claro favorito. Esta es la primera nominación al Oscar para Matthew McConaughey, gracias a un papel para el que ha recurrido a una técnica que casi siempre da resultado: sacrificar su físico. McConaughey ha renunciado a su apariencia de guapo de Hollywood y ha perdido más de 20 kilos para meterse en la piel de Ron Woodroof, un enfermo de sida que tiene que arreglárselas para conseguir la medicación que el sistema le niega. El trabajo de McConaughey es sobresaliente, sobre todo en las secuencias inmediatamente posteriores a su diagnóstico, donde se puede leer en su rostro la expresión de un hombre que se sabe condenado a morir pronto. Además de la delgadez extrema, McConaughey también ha reforzado su acento tejano, llevándolo al extremo para dar vida al cowboy Woodroof. Aunque a priori todo este esfuerzo físico parece jugar a su favor, tampoco podemos dejar de lado el hecho de que en más de un momento McConaughey parece esconderse tras su aspecto y su voz. Parte como claro favorito y, aunque todo parece indicar que el Oscar será suyo, Leonardo DiCaprio le pisa los talones y podría adelantarle en la línea de meta. Rubén Miguélez

Ganará: Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street
Debería ganar: Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street