Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La gran esfata americana, Capitán Phillips, Dallas Buyers Club, Gravity y 12 años de esclavitud se ven las caras (una vez más) en la categoría de Mejor montaje.  Una categoría técnica en la que Gravity, como en la gran mayoría de estas cateogiras, parte coma favorita. Sin embargo, el resto de nominados no parece que se lo vayan a poner nada fácil a la exitosa película de Alfonso Cuarón. Frente a ella se situán películas trabajos notables, como el de Capitán Phillips o La gran estafa americana, y trabajos cuya principal virtud es su imperceptibilidad.

La gran estafa americana, montaje, Jennifer Lawrence, Amy Adams

Jay Cassidy, Crispin Struthers y Alan Baumgarten por La gran estafa americana

Jay Cassidy consiguió su primera nominación al Oscar por su trabajo en Hacia rutas salvajes en 2007. Seis años más tarde formó equipo con Crispin Struthers para realizar el montaje de El lado bueno de las cosas, un trabajo que otorgó a Cassidy su segunda nominación al Oscar y a Struthers la primera. David O. Russell ha vuelto a confiar en ellos una vez más y la jugada le ha salido perfecta. Jay Cassidy y Crispin Struthers consiguen con La gran estafa americana una nominación más a los Oscar (la segunda consecutiva), y Alan Baumgarten (que se une al equipo) su primera nominación. Al igual que ocurría en El lado bueno de las cosas, el trabajo realizado en la sala de montaje es impoluto. El principal defecto de dicho trabajo no es e montaje, son las imágenes con las que trabajan que a menudo hacen que el montaje sea demasiado frenético para lo que nos están contando. Es difícil, pero no es de extrañar que algún espectador se pierda entre tanto corte y acabe mareado debido a la dirección de David O. Russell.

Capitán Phillips-montaje

Christopher Rouse por Capitán Phillips

Desde que en 2004 Paul Greengrass le encargó el montaje de El mito de Bourne Christopher Rouse se ha convertido en el montador habitual del director inglés. De El mito de Bourne a Capitán Phillips todas las películas del director han sido montadas por Rouse. El equipo que forma con Greengrass le ha valido 3 nominaciones: United 93, El ultimátum de Bourne, por la que ganó el Oscar, y Capitán Phillips. Su trabajo en Capitán Phillips, una película cuyo desarrollo transcurre en su mayor parte en un barco, es digno de admiración, Rouse da ritmo y vida a las imágenes rodadas por Greengrass transmitiendo al espectador la sensación de agobio y de peligro que vive nuestro protagonista. De no ser por el magistral trabajo de montaje que Alfonso Cuarón y Mark Sanger realizan en Gravity habría que considerar a Christopher Rouse como un firme candidato a la estatuilla, sin embargo la aventura espacial de Cuarón tiene todas las papeletas para conseguir el premio y arrebatarle a Christopher Rouse un segundo Oscar que no sería nada descabellado.

Montaje, Jared Leto

John Mac McMurphy y Martin Pensa por Dallas Buyers Club

Ni a los más familiarizados con el mundo del montaje nos sonaba el nombre de John Mac McMurphy, algo lógico cuando se dió a conocer quién estaba detrás de este seudónimo:  Jean-Marc Vallée, el director de Dallas Buyers Club. Vallée recibe junto a Martin Pensa, otro desconocido, su primera nominación a los Oscar. El montaje de Dallas Buyers Club quizás sea el que menos destaque de todos los nominados, al igual que ocurre con 12 años de esclavitud, ya que al tener un montaje más sosegado (acorde con el ritmo e imágenes de dichas películas) su imperceptibilidad (la principal cualidad que debe tener un montaje) los vuelve mucho menos sorprendentes que el de películas como Gravity o Capitán Phillips. No obstante hay determinadas partes de Dallas Buyers Club en las que el montaje parece que cobra un ritmo completamente diferente al de películas de este estilo, dando un toque personal a la película.

Mejor montaje

Alfonso Cuarón y Mark Sanger por Gravity

Alfonso Cuarón ya consiguió en 2006 la nominación en la categoría de Mejor montaje por Hijos de los hombres, película en la que Mark Sanger fue el encargado de los efectos especiales. En Gravity unen sus fuerzas en la sala de montaje para ofrecernos el mejor, y más que probable ganador, trabajo del año. Cuarón y Sanger recrean con absoluta fidelidad el agobio y hacen participe al espectador de esa inmensidad experimentada por el personaje de Sandra Bullock. Desde los primeros compases de la película hasta su portentosa escena final, el montaje de Gravity sumerje al espectador en una experiencia que ha revolucionado el mundo del cine y, por supuesto, de la ciencia-ficción. Un montaje de precisión milimétrica, que cuida los detalles y que dota, junto al resto de apartados técnicos, a Gravity de una personalidad única e irrepetible.

12 años de esclavitud, montaje

Joe Walker por 12 años de esclavitud

Steve McQueen ha vuelto a trabajar con Joe Walker para el montaje de 12 años de esclavitud. Walker fue el encargado del montaje de las anteriores, y más personales, películas de McQueen: Hunger y Shame. Si por algo destaca 12 años de esclavitud es por su apartado técnico, desde el diseño de producción hasta el montaje, pasando por la fotografía, están muy cuidados y recrean a la perfección la época histórica retratada por McQueen. Quizás este sea el montaje que resulta menos violento y perceptible para el espectador, las transiciones suceden de manera suave y no hay escenas que requieran de un montaje rápido. Esta es la primera nominación para Joe Walker, una nominación totalmente merecido pero que dificilmente podrá alzarse con el premio.

Ganará: Alfonso Cuarón y Mark Sanger por Gravity
Debería ganar: Alfonso Cuarón y Mark Sanger por Gravity