Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Después de varios años verdaderamente escandalosos en la sección de películas extranjeras, la Academia ha logrado afinar la criba de los Oscar hasta lograr un quinteto verdaderamente irreprochable. Las cinco películas que compiten por la estatuilla son un crisol de estilos, narrativas, ambiciones y recursos, de idiomas, de idiosincrasias y de culturas con un sólo punto en común: el buen cine. Imposibilitada la participación de La vida de Adèle por las fechas de estreno, La gran belleza italiana es la rival a batir en esta competición, con Alabama Monroe y La caza como alternativas obvias y Omar y The Missing Picture como posibilidades estimulantes.

Alabama Monroe (The Broken Circle Breakdown) (Bélgica)

Alabama Monroe, el amable título que ha recibido aquí el intraducible The Broken Circle Breakdown, puede ser fácilmente calificada de reciclar recursos de otras muchas películas para conseguir remover conciencias en el espectador. Y nadie podría discutirlo. La principal ventaja, la razón por la que Alabama Monroe gana por goleada a sus propios referentes, es por saber combinarlos de manera absolutamente magistral, brindando un tempo exquisito a esta durísima historia de amor y superación en tono musical que cuenta con unas interpretaciones impecables frente a una historia de este calibre. La superación personal de dos pobres diablos diametralmente opuestos entre sí que intentan redimirse en beneficio del fruto de su amor que ha enfermado en su infancia mientras construyen su carrera como artistas musicales es quizá una historia con demasiadas aristas a simple vista, pero un duro retrato de una realidad que solo estamos dispuestos a ver de forma deshumanizada y que en la película se revela contra su propia naturaleza para demostrar que hay amor, hay belleza y hay humanidad hasta en los momentos menos esperados. Un retrato durísimo de sensible y áspera belleza que se enfrenta en ardua competencia en esta categoría que este año tiene un presumible aunque no incontestable ganador. Alabama Monroe sería una sorpresa maravillosa. Pablo López

La gran belleza (Italia)

Los Premios del Cine Europeo, los Globos de Oro… y ahora a por el Oscar. La carrera internacional de premios de La gran belleza es para señalarla, sin casi dudarlo, como una de las favoritas de la categoría. Eso, y el hecho de que Paolo Sorrentino haya logrado con gran belleza, como reza el título, captar la desorientación existencial de un acomodado escritor que a sus 65 años comienza a replantearse su vida. De fiesta en fiesta y viviendo de las rentas que le ha dejado su único éxito literario, deambula por la Ciudad Eterna (Roma) en busca de una señal que le indique el camino a seguir en la vejez. El lujo, las conversaciones triviales y el vivir mano sobre mano le han cansado. La gran belleza es una historia sobre el vacío y el hastío que se apodera de Gep Gambardella, interpretado por un soberbio Toni Sevillo, y el intento de este por encontrar la solución en la belleza misma. Es la 28ª nominación para Italia en esta categoría y, si finalmente se conforma como la gran favorita, será el Oscar número 11 para ese país. M. J. Arias

La caza (Dinamarca)

Tomas Vinterberg sorprendió a medio mundo casi tanto como Lars von Trier en los comienzos del movimiento Dogma con su primera película, Celebración, en la que utilizaba como tema los abusos sexuales en el ámbito familiar. En La caza se deja de dogmas y construye una película de terror sobre ese mismo tema. Un profesor de infantil recién divorciado y con un hijo adolescente tiene que hacer frente a las acusaciones de abusos sexuales de la hija de unos amigos. Toda la comunidad en la que viven se vuelve contra él hasta hacerle la vida imposible. Pero La caza no se queda en eso: vía este caso, Vinterberg construye una reflexión muy dura sobre los mecanismos que hacen funcionar las comunidades protestantes, unas comunidades que operan como ente sólido en el que el individuo, la verdad, la paz y la libertad individual significan muy poco si entorpecen esos mecanismos. Y lo cuenta de un modo tan terrorífico y tan claro que dan ganas de irse a vivir al desierto… Colabora en gran medida que Mads Mikkelsen hace uno de los mejores papeles de su carrera, que la fotografía es magnífica y que el guión deja las florituras para otras ocasiones y va a lo esencial. Una de las mejores películas de este año pasado que no debería pasar inadvertida en otros premios más. María Pérez

The Missing Picture (Camboya)

The Missing Picture  ya sabe lo que es conseguir un galardón importante. La película dirigida por Rithy Panh consiguió el premio principal de la sesión Un Certain Regard del Festival de Cine de Cannes 2013. La cinta narra la historia del propio Rithy Panh y la de su familia, fallecida en uno de los campos de trabajo instaurados por los Jemeres Rojos en Camboya. Para contar dicha historia el director ha optado por utilizar la técnica de stop-motion para crear este documental animado, el segundo documental de animación en conseguir una nominación en esta categoría, después de que en 2009 lo lograse la película israelí Vals con Bashir. The Missing Picture es la primera producción de este país en conseguir una nominación al Oscar. La estatuilla está prácticamente fuera del alcance de esta película camboyana, pero sin duda su nominación ayude a que esta película, sobre una de las etapas más oscuras de la historia de Asia, alcance una mayor difusión. Roberto Bra

Omar (Palestina)

Segunda nominación al Oscar de extranjera para Palestina, que participa en la selección de la Academia de Hollywood desde 2006, año en el que enviaron Divine Intervention, de Elia Suleiman, como primer intento. No lo consiguieron, pero en los cinco años posteriores el realizador holandés-israelí Hany Abu-Assad ha sido el encargado de conseguir dos nominaciones de dos intentos, una estadística envidiable. El primer logro llegó en 2005 con Paradise Now y ha repetido hazaña este año gracias a Omar. Su última película nos sitúa en los Territorios Palestinos a través de la historia de un joven que, tras ser acusado del asesinato de un soldado, es forzado a cooperar con los servicios de inteligencia israelíes a cambio de su puesta en libertad. La distancia con la que Hany Abu-Assad se acerca a la crudeza de este relato y a la realidad de sus personajes hacen que la película se convierta en un contacto directo con la actualidad de dichos territorios. A pesar de ser el segundo intento de Abu-Assad y de ser una de las películas más alabadas del quinteto, Omar tiene pocas posibilidades de hacerle frente a títulos como La gran bellezaLa caza o incluso The Broken Circle Breakdown. Rubén Miguélez

Ganará: La gran belleza
Debería ganar: La gran belleza