Críticas desde Venecia: 'Après mai'

Críticas desde Venecia: ‘Après mai’

Críticas desde Venecia: 'Après mai'

Segunda gran película en el Festival de Venecia después de The Master, de Paul Thomas Anderson. Se trata de Après mai, del francés Olivier Assayas, que mira no tanto a mayo del 68 como a sus consecuencias. La prensa coincide en destacar que Assayas hace un retrato de su época y su generación sin melancolía ni manierismos, arrojando luz nueva sobre un campo muy trillado.

Carlos Boyero, El País

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/09/03/actualidad/1346692230_271044.html

Après mai
Habla con la credibilidad y sensibilidad de un tiempo protagonizado por la confusión ideológica, el enfrentamiento violento con el orden, el descubrimiento a tientas de la vida, el sexo, el amor, la rebeldía y la política, el desorden anímico y la necesidad de identificarse con algo que marcan los caminos iniciáticos (…). Todo es reconocible en Après mai, los personajes, el lenguaje, las actitudes, el aroma y los fetiches de una generación muy concreta. La mirada de Assayas te deja una sensación más agria que dulce, es un testimonio sobre la mezcla de verdad y de impostura, de incertidumbre y búsqueda, de arrogancia y desamparo. De esas cosas que marcan la adolescencia y la juventud.

Outrage Beyond
Outrage Beyond ofrece más de lo mismo. Con idéntico esquematismo visual, ritmo dormitivo, violencia exagerada, griterío extenuante, diálogos y situaciones repetitivas. Pero el personal de los festivales, tanto organizadores como cronistas y público, al parecer encuentran divertidísimo al maestro Kitano. Ellos sabrán por qué.

Luis Martínez, El Mundo

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/03/cultura/1346689808.html

Après mai
A la misma distancia de la nostalgia que del ajuste de cuentas, Après mai intenta radiografiar de forma precisa un sentimiento muy cerca del caos (…). La mirada del director nunca se inmiscuye, nunca altera los hechos, no molesta. Simplemente ilumina; se cuela como el mejor de los testigos hasta confundirse con el reparto. Es, de hecho, un personaje más. Al final queda la sensación de asistir a un viaje completamente nuevo y de hacerlo por un paisaje que se creía perdido para siempre. Y ello por culpa de los pesados, los rancios, los tristes… Pesadilla a lo Vonnegut: “Despertarse un día y ver que nos gobiernan opositores, abogados del Estado y gente que jamás va al cine o nunca lee un libro porque no tiene tiempo”.

Outrage Beyond
El japonés Takeshi Kitano presentaba su nuevo filme y, para sorpresa de pocos, resultó ser exactamente igual al anterior (…). a fría y calculada distancia que el director coloca entre el espectador y la pantalla insiste en arder en idéntico ritual de sangre y fuego.

Disconnect
De nuevo se trata de varias historias fracturadas y entrelazadas, cada una con un drama dentro más grande que la propia vida. De arquitectura precisa, la película avanza con tanta solidez como, admitámoslo, rutina. A favor, la intensidad fuera de duda de los actores y el guión de hierro; en contra, el efectismo simple secundado por la vocación didáctica (por ello cargante) de un argumento con mensaje: hay que tocar más carne y menos pantallas.

María Guerra, La Script (Cadena SER)

http://blogs.cadenaser.com/la-script/2012/09/04/los-chicos-tristes-del-mayo-frances-llegan-a-la-mostra/

Après mai
Después de mayo propone una mirada poética, pero fría, sobre un grupo de seis adolescentes de 18 años, que se encuentran en la doble encrucijada de elegir su futuro presionados por la revolución estudiantil que les empuja al activismo político, pisando el delito. Assayas consigue con sobriedad y delicadeza resucitar una época. No quiere grandes dramatismos en la vida de estos jóvenes y, se queda corto en la emoción. Es delicado, revive la angustiosa inmovilidad de la adolescencia, pero una descripción tan minuciosa de lo cotidiano puede echar de la historia al espectador.

Outrage Beyond
El maestro del cine Yakuza coreografía como nadie los ajustes de cuentas entre bandas rivales. La sangre salpica y los mayordomos de los capos caen como moscas. Brillante, pero liosa y ya vista. Reconozco que no tengo paladar Kitano.