Una autobiografía generacional con la excusa de un ‘casting’

El Festival de Málaga acogió ayer la proyección de Casting, la ópera prima de Jorge Naranjo, una comedia sobre un grupo de peculiar grupo de actores que coinciden en una prueba. “La película surge de unir historias emocionales con la historia de unos actores y de los cortos previos al largo”.

Pero entonces, ¿de dónde sale la idea de esos cortometrajes? “Hace más de dos años estaba en casa del actor Javier López escribiendo unos monólogos y le llamaron para el musical de Bob Esponja, en el que tenía que hacer un monólogo de humor de un minuto. Yo ya había trabajado de guionista en televisión entonces le escribí cuatro chistes y de uno de ellos salió la pieza clave en la que se basan los cortos”. “Ahora presentar Casting en el Festival de Málaga, y aún encima en la sección oficial, es un regalazo”.

En la cinta los actores que acuden a la audición se interpretan si mismos. “No es una película biográfica”, advierte Naranjo, “pero tiene muchas partes de mi vida y de la vida de los actores”. Y esta no es la única originalidad de la cinta, sino que experimenta con la narración, como esa secuencia en la que introduce elementos de animación y diseño gráfico creados por Kamestudio, cuyo anterior trabajo fue Los increíbles,de David Valero.

“Fui al Festival de San Sebastián a ver la película de David y allí conocí en persona a Miguel Esteve, director de arte en Kamestudio, y en ese momento decidí que esa secuencia de la película la tenía que hacer él”, recuerda. “Creo que ha hecho un trabajo espectacular”.

Casting ha pasado por un largo proceso hasta llegar al Festival de Málaga de más de dos años: “El mayor reto que me ha supuesto la película ha sido acabarla. Han sido dos años de mucho trabajo en los que he tenido priorizar, y Casting se ha convertido en la prioridad absoluta que ha abarcado toda mi vida”.