La vergüenza, primera cinta como director del guionista David Planell, se ha alzado con los premios a la mejor película y mejor guión. Pero númericamente la vencedora es Tres días con la familia, de la también debutante Mar Coll, que ha obtenido los premios a la mejor dirección, actor protagonista (Eduard Fernández) y actriz protagonista (Nausicaa Bonnín). El premio especial del jurado ha recaído en El niño pez, de Lucía Puenzo; y el del público en Fuga de cerebros.

La decisión del jurado presidido por Álex de la Iglesia tiene algo de juego malabar. Por qué Tres días con la familia obtiene los galardones de dirección, actriz y actor y no el de mejor película sólo puede ser explicado por el tope de tres estatuillas impuesto en las bases del Festival. En efecto, el trabajo de Mar Coll reteniendo la narración, convirtiéndose en testigo muda de los silencios que tejen la vida de ese clan de la burguesía catalana, es deslumbrane, muy por encima del resto de trabajos presentados en la competición. Lo mismo puede decirse de Eduard Fernández, uno de los grandes actores del cine español y que no le tiembla aquí el pulso a la hora de encarnar a este hombre fracasado y seguro de sí mismo: el elogio de la contracción. Y el debut de Nausicaa Bonnín es espeluznante, aguantando sobre sí todos los planos de la película, siempre cargada de verdad, sin pretender ser una heroína ni tan siquiera buscar la comprensión del espectador.

Lo que ya no se entiende bien es qué han visto en La vergüenza, una película francamente fallida basada en una buena idea. Ésta ha sido recompensada con el galardón al mejor guión.

En cambio, es justo aplaudir que el jurado haya otrogado el premio a la mejor actriz de reparto a Toni Acosta, sutil y precisa en una comedia de brocha gorda como es Siete minutos. Es su primer papel en un largometraje (salvo una breve colaboración con Garci) y esperemos que, a partir de ahora, se convierta en una habitual de la gran pantalla. Este cronista, en cambio, no logra comprender por qué se ha premiado a Sancho Gracia: su personaje de promotor inmobiliario poco honrado de Siete pasos y medio es tan de una pieza que ni el talento de este buen intérprete logra darle interés.

Que El niño pez se lleve el premio especial del jurado suena a compromiso con ese supuesto cine de calidad festivalero, aunque en este caso Lucía Puenzo yerre el tiro con una película pasada de intensa. Lo que se dice aburrida, vaya. El público, en cambio, ha escogido a la más alocada: Fuga de cerebros. Una pena que la hayan preferido a Pagafantas, esa demostración de que el cine español y en este 2009, es capaz de hacer una comedia sin recurrir al caca-culo-pedo-pis. Al menos los críticos la haemos escogido para su premio. A mí no me miren, que yo voté Tres días con la familia.

Palmarés del 12º Festival de Málaga
Mejor película: La vergüenza
Mejor dirección: Mar Coll (Tres días con la familia)
Mejor actriz protagonista: Nausicaa Bonnín (Tres días con la familia)
Mejor actor protagonista: Eduard Fernández (Tres días con la familia)
Mejor actriz de reparto: Toni Acosta (Siete minutos)
Mejor actor de reparto: Sancho Gracia (Siete pasos un medio)
Mejor guión: La vergüenza
Mejor música: Siete pasos y medio
Mejor fotografía: El niño pez
Mejor vestuario: The Frost
Mejor maquillaje: Flores negras
Premio al mejor guión novel (Sindicato de guionistas Alma): Pagafantas
Premio del Jurado Joven: Amores locos
Premio del público: Fuga de cerebros
Premio de la crítica: Pagafantas
Mejor documental: El círculo