El jurado del 13er Festival de Cine Málaga acaba de anunciar su fallo. La coproducción hispano-colombiana Rabia, de Sebastián Cordero, ha sido la gran triunfadora con los premios a la mejor película, mejor actor de reparto (Álex Brendemühl) y fotografía. Planes para mañana, de Juana Macías, también ha salido bien parada con las Biznagas a mejor dirección, actriz de reparto (Aura Gallego) y guión novel.

Bon appétit, una de las grandes favoritas, sale del certamen con mejor actor (Unax Ugalde), guión y una mención especial para Nora Tschirner. La mejor actriz ha recaído en Marisa Paredes por El dios de madera. El jurado ha tenido a bien hacer un desplante a Héroes, la cinta favorita de la prensa, con el premio del público y el mejor vestuario.

Este jurado parece haber llegado a un palmarés concienzudamente elaborado contra la Héroes, la película que más emoción ha producido en todos los pases de este certamen. Se conoce que les ha parecido que eso de llorar en el cine es una cosa muy poco cinéfila. ¿Cómo se explica si no que el premio al mejor actor de reparto para Álex Brendemühl menciona sólo Rabia y no su extraordinario trabajo en la película de Pau Freixas?

Pero vayamos a los premios que sí se han dado. La victoria de Rabia, que se venía mascando en el ambiente desde ayer, es digna de estudio. La cinta es un thriller que reuslta bastante aburrido, circunstancia más que suficiente para considerarla una película fallida. Su impecable factura, el nombre de Guillermo del Toro como productor y ese hype ya un poco resobado entorno a las películas de género como cine de prestigio la han colocado como vencedora. Dado que nadie recuerda cuál fue la ganadora en los años pasados (La vergüenza frente a Tres días con la familia, sin ir más lejos) no es difícil imaginar que Rabia correrá la misma suerte.

Que a Juana Macías le hayan caído dos Biznagas (dirección y guión novel) es de traca. Sus Planes para mañana pretenden ser una cinta personal y singular y no es otra cosa que un remedo pretencioso de toda la filmografía anterior de Alejandro González Iñárritu. No decimos que esté mal hecho, en absoluto, pero sí que en un festival de cine debería premiarse un cine más honesto y menos ampuloso.

El galardón a Marisa Paredes como mejor actriz supone un doble disgusto: por un lado, el hecho de que una película tan desastrosa como El dios de madera se lleve de este certamen un espaldarazo importante; y por otro, que se premie el prestigio por encima de los hechos concretos. La Paredes está aquí perdida, sin rumbo, con un personaje que hace aguas por todas partes. Parece más natural, en cambio, que Unax Ugalde haya sido elegido mejor actor: aunque su trabajo en Bon appétit no sea de fuegos de artificio, su derroche de encanto es el motor último de la cinta.

Mención aparte merece que como mejor actriz de reparto se haya elegido a Aura Garrido por Planes para mañana: se agradece que el jurado haya querido apostar por un nuevo talento, que lo tiene. Pero todo palidece ante el trabajo de Concha Velasco como esa burguesa alcohólica y atormentada de Rabia. Parece mentira que después de tantos años, algunos sigan viendo a la gran estrella del cine español como actriz menor y no se hayan enterado aún de que es una de las mejores intérpretes de nuestra historia.

El desaguisado continúa por las categorías inferiores. Que se mueran los feos, la cuota de Antena 3 en su festival, se lleva mejor maquillaje (nada que objetar) y mejor música. Alucinante. El único mérito musical de la cinta de Nacho G. Velilla es hacer del Eres tu de Mocedades una pieza básica de su trama. Una vez más, que el jurado haya dado la espalda al impresionante (y excesivo) trabajo de Arnau Bataller en Héroes o a la tensa partitura de Lucio Godoy en Rabia da buena idea de lo desnortado de este palmarés.

Tampoco es muy cabal que el premio de la crítica sea para La vida empieza hoy, aunque nos alegra que Laura Mañá salga de aquí con un galardón. Menos mal que el premio del público ha recaído en Héroes. Un poco de razón en medio de este fiasco.

Palmarés del 13º Festival de Málaga
Mejor película: Rabia
Mención especial: Bon appetit
Mejor dirección: Juana Macías (Planes para mañana)
Mejor actriz protagonista: Marisa Paredes (El dios de madera)
Mención especial: Nora Tschirner (Bon appétit)
Mejor actor protagonista: Unax Ugalde (Bon appétit)
Mención especial: Gustavo Sanchez Parra (Rabia)
Mejor actriz de reparto: Aura Garrido (Planes para mañana)
Mejor actor de reparto: Álex Brendemühl (Rabia)
Mejor guión: Bon appétit
Mejor guión novel: Planes para mañana
Mejor música: Que se mueran los feos
Mejor fotografía: Enrique Chediak por Rabia
Mejor vestuario: Nura Anglada por Héroes
Mejor maquillaje: Patricia López por Que se mueran los feos
Premio del Jurado Joven: Bon appétit
Premio del público: Héroes
Premio de la crítica: La vida empieza hoy
Mejor documental: Cuchillo de palo